Unas braguitas para mi bichito

lenceria-femenina-mostrada-por-hombres-28Era Abril o quizá Mayo,  los días anteriores habían sido caluroso, pero ese día llovía a chaparrón. Decidí cambiar mi ropa de invierno por la de verano. Cambié mis jerseys de cuello alto por camisetas de tirantes, vaqueros por faldidas cortas fresquistas. En un bloque de ropa encontré un picardías de blonda morada con topos más oscuros. Era un vestidito de tirantes con corte imperio, ya sabéis corte debajo del pecho, “cazuelas” con la forma de los pechos y vuelo hasta la cadera, al final de la faldita lo completaban dos pequeños volantes del mismo tono oscuro de los topos y un mini tanga, vamos un tirachinas morado oscuro y un triángulo de blonda morada con topos más oscuros.

Bichito estaba limpiando el baño, (No os he hablado nunca de las tareas del hogar, verdad?) me acerqué y le vi de rodillas desnudo solo con un calzoncillo, limpiando la taza del wc, podéis imaginar todo lo que se me vino a la cabeza con la lencería que llevaba en mis manos,  me acerco al baño y le digo –Mira qué he encontrado!- con una sonrisa maliciosa me dice –I te pondría muy húmeda que me ponga esa lencería para ti, verdad -, no tuve que responder nada, se puso el picardías y siguió limpiando. La regla era la regla y su erección debía ser visible siempre para mí, me acerqué y le dije, -ese rabo duro debe estar fantástico bajo este tirachinas- sonríe y dice –I ese tanga es minúsculo, no me lo voy a poder poner-, – sí, sí mira- le ayudo a meterse el mini tanga, en ese pequeño triángulo solo consigue tapar media erección y las pelotas le cuelgan por los lados del triángulo. Le mando que continúe con las tareas de limpieza mientras yo sigo doblando ropa y cambiando de lugar.

De vez en cuando, sigilosa, lo vigilo desde el pasillo, me excita mucho esta nueva situación, pero le falta algo. Es la hora de cambiar calzado de invierno por sandalias de verano, ohhh siii mis superbotas altas negras de tacón. He de decir, a nuestro favor, bichito usaba mi mismo pie con lo cual compartiamos a parte de mi lencería, mis tacones. Si bien es cierto que el pie de una mujer no es igual que el del hombre y a bichito a veces mis zapatos le apretaban. Sigilosamente me acerco al baño con un par de botas negras en mis manos y se las lanzo desde la puerta al centro del baño, -ponte eso- le espeto. Se da la vuelta de rodillas, me mira y me dice –eres maravillosa-, vuelvo a colocar mi ropa en mi habitación y viene con todo el modelito puesto. Me muero de ganas por follármelo, pero antes voy a dejarle sufrir un poco, se queja de que las botas le aprietan, -Bichito has de limpiar tb el baño azul- le cambia la cara hacia un gesto de enfado, no me gustan esas muestras en su cara, lo que hace que me enfade yo y lo que pensaba iba a ser un polvo fantástico se va a convertir en un castigo para mi bichito.

Ya estoy cansada de colocar calzado, le llamo –mete todos esos zapatos en cajas-, los guarda y se acerca cariñoso, le digo –estoy enfadada contigo, no me gustan esos gestos que haces, así que ahora va a tener tu castigo”, me tumbo en la cama con las piernas colgado y le ordeno que se arrodille y me huela el coño, siento la punta de su nariz por mi clítoris y me excito, el sigue oliendo, lleva un rato de rodillas y oliendo, 15 minutos quizá eso me pone burrisima, estoy muy húmeda, le digo que lama mi coño como solo él sabe que me gusta. Mi respiración se entrecorta, mi abdomen se contrae, creo que me voy a correr, siii, me hace ver el cielo, nadie me come el coño como él, ahora le pido que me folle, con ganas. Se pone de pie me la mete toda hasta dentro, me vuelvo a ir. Soy multiorgásmica y la novedad de hoy ha sido una fiesta para mi excitación así que consigo irme 4 veces. Bichito me dice – amita puedo correrme?- -No, estás castigado. A ver si aprendes que no puedes hacer esos gestos con la cara y hacerme visible tu enfado-

Continuará…

8 comentarios en “Unas braguitas para mi bichito

  1. Juan

    Jack, suerte????? uffff, hacerle que le huela el coño, ponerlo bien burro, que la folle y no dejarle correrse suerte??? que mal lo tuvo que pasar el porbre…
    Un saludo.

      1. Juan

        uisss, siento decirte que no tengo la lengua tan larga para relamerme,,, lo siento, jejejejej, ahora si hay que relamer otra cosa es cuestión de hablar, porque por hablar no cobran..
        Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s