Error garrafal

Estoy muy preocupada, sí lo estoy. Este finde he conocido a un tipo, todo un caballero y puedo aseguraros que es raro que me deje engatusar yo fácilmente. El tema está en que me dejó algo consternada. Estuvimos todo el día cambiando impresiones y finalmente accedí a quedar con él a tomar algo. Estuvimos en una terraza hablando de todo esto que es el FemDom, BDSM…etc. En un momento de la conversación, él me dice que tengo unos ojos preciosos, pero que lo que realmente le apasionan son mis labios y que muere por besármelos. Adelante,- le digo y algo sorprendido me da un beso, entre tímido y apasionado. Mientras me está besando le paro con un mordisco en los labios.

Seguimos charlando y le digo que he de marcharme, de camino a casa siguen los besos y qué queréis que os diga, no soy de piedra, y ya lo imaginaba oliéndome el coño. Así que, ni corta ni perezosa le digo, -ahora me vas a comer el coño-, contesta Si, le digo –dónde?,- en mi casa, contesta. Vamos camino de su casa y durante el trayecto él me repite constantemente con una voz entre picara y excitada -No me harás mucho daño, verdad?- No, le contesto. No suelo hacer mucho daño. Os he de decir que no suelo hacer demasiado daño, no soy sádica, pero si me gusta infligir algo de dolor, por ejemplo, en los pezones.

Es cierto que mi daño se basa en algo muy, muy vainilla, sobre todo cuando no conozco a la persona, tirones de pelo, pequeños mordiscos en los labios, cuello y orejas, y pequeños pellizcos en los pezones. Bien, cuando él insistió en lo del daño en el coche, pensé que lo decía como parte del juego, y nunca imagine que de verdad un pellizco de pezones le generaría tanto malestar.

Estamos en su casa y me huele y me chupa el coño, lame mis pies. He de decir, que la comidita de coño no estuvo nada mal. Parte del “juego” consistía en dejarle sin correrse, vamos que no es un juego, que es lo que me gusta hacer, tener varios orgasmos yo y dejar al sumiso con una erección de campeonato. Ya estoy vestida, me marcho, pero muero por pellizcarle los pezones, le pellizco y de repente le cambia el rictus de la cara. No sé qué ha pasado o sí, no aguanta nada el dolor y cuando digo nada es nada, pues no puedo parar de pensar si se me hubiera ocurrido azotarle o pinzarle los pezones, apretarle las pelotas, no sé, se me ocurren mil fechorías mucho más dolorosas que un simple pellizco en un pezón.

En fin, estoy preocupada, fue un error garrafal por parte mía  y suya, no haber tratado este punto en la charla que tuvimos.  Estoy aprendiendo a usar a otros sumisos. Lo que es cierto es que esto no me va a volver a pasar. Me vine con mal cuerpo, de verdad nunca pensé que me pasaría nada igual.

26 comentarios en “Error garrafal

  1. Juan

    Por eso mismo en este tipo de relaciones en que debe de existir la confianza es muy importante hablar para saber los límites y deseos de la otra persona y hasta donde es capaz de llegar, para así tu saber que hacer y como actuar en cada momento, no es bueno tener un juego o relación, como quieras llamarlo, de éste tipo sin saber antes los límites de la otra persona porque luego puede pasar eso, que al final el juego se estropea por infligir más dolor de lo debido y no disfrutar ambas personas, una por el dolor recibido y la otra por el mal causado.

    Como bien dices irás aprendiendo poco a poco al ir usando a otros sumisos e ir conociéndolo y conociéndote a ti como domina y saber hasta donde puedes llegar con cada persona, puesto que cada persona es un mundo y con cada una de ellas debes de interactuar de diferente forma, por otra parte siempre será un reto para ti porque no todos tienen los mismos gustos y deseos.

    Mi consejo siempre que quieras infligir dolor es empezar poco a poco y ver los gestos de su cara de como va admitiendo el dolor y vas comprobando de esa forma el grado que aguantaría e ir incrementándolo poco a poco,, te darás cuenta rápidamente hasta donde puede llegar y lo que vas a disfrutar realizando tal tarea.

    Un saludo.

    1. Así lo hice, fue muy poco a poco y muy flojo, pero no aguantaba nada. Y no me dijo no aguanto el dolor, solo “no me haras mucho daño” como parte del juego, no sé si me explico.

      Juan gracias por venir a participar al blog, me encantan tus apreciaciones

      1. Juan

        Entonces si lo hiciste tal cual no es culpa tuya, sino de él que no te dijo que no tolera nada el dolor.

        Gracias a ti, por hacernos partícipes de tus sueños, fantasías, aventuras, y vivencias.

        Un saludo.

      1. jackchatterley

        Te faltaba información. La próxima vez, interrógalo con un flexo apuntandolo a los ojos.

  2. Raro que sabiendo de qué iba tu rollo no fuera un poco más específico, en plan “cero dolor”. Tal vez quiso atreverse y no le resultó, tal vez sea un opus de incógnito en una cruzada redentora, quien sabe… jejeje!
    O sea, si hasta los más vainillas se dan sus apretaditas de pezones de vez en cuando!!!

  3. elnavegante

    Cachis, llegue tarde me temo, no obstante te voy a contar lo que creo que paso, (y suelo acertar), todo iba maravillosamente bien, pero como no es masoquista para el dolor físico (se puede ser lo para otras cosas, e incluso físicas como molestias)o al menos tiene el umbral del dolor bastante bajo, a el tipo se le “corto el rollo”, tu te sentiste culpable, yyyyyy, el también por no “haber dado la talla” pensando que no puede disfrutar del nivel de dolor para satisfacer te a ti, incluso cuando racionalmente ambos sabéis que solo ha sido un pequeño fallo de comunicación.
    El resultado es que seguramente no os habéis atrevido a llamaros desde entonces y os habéis quedado con regomello.

    La buena noticia es que apostaría mi dinero a que el no ha dejado de gustar te y que tiene un recuerdo muy excitante de toda la noche en general, e incluso el que te preocuparas de que no estuviera bien de una forma no erótica le hace que le gustes mas todavía.

    Si alguna vez tenéis la oportunidad de hablar lo y le explicas que fue una noche excitante salvo eso porque no te gusta producir dolor si la otra persona no lo desea, te digo que lo tienes a tus pies.

    Me encanta haber te re-descubierto.

    Besos adorable I.

    PD: y no te preocupes que esas cosicas son normales, tampoco le cortaste un brazo :P,

      1. elnavegante

        Ups, I see,

        es lo que tiene empezar a leer desde las entradas mas antiguas I, que te quedas “atrapado en el pasado”, voy a tener que darle al update.

        Besotes I.

      2. elnavegante

        (Ava, te lo digo flojito para que quede entre los dos, acabo de comentar una chorra tan gorda que va a acabar sacando la vara de verdad :S.).

        Ahora lo pongo en su sitio, ale.

  4. elnavegante

    (Ava, te lo digo flojito para que quede entre los dos, acabo de comentar una chorra tan gorda que va a acabar sacando la vara de verdad :S.).

  5. Para nada es un error tullo ni de lejos hiciste lo que yo y todos esperaríamos que hicieras el error es de él, tiene que saber que es el Femdom y BDSM antes de aventurarse a probarlo y me parece un flojo y un blando, hasta las parejas que no practican este estilo de relaciones se pegan pequeños mordiscos y nadie sale corriendo asustado.

    No te sientas mal y no retrocedas ni un poco, ami me encantaria estar en tus manos para lo que te plazca, maravilloso blog no pares de contarnos cosas porfavor

  6. adrian

    Me gusto que ante la frase “ahora me vas a comer el coño” la respuesta fuera “donde” …me sentí identificado con esa respuesta …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s