Una mordaza para mi bichito

Os he dicho muchas veces que soy una ama “homemade” y también que me encanta que me coman el coñito.

Una de las cosas que más me gustaba que me hiciera mi sumiso era sentada en el sofá que me retirara el tanga a un lado y me comiera el coño. Es una imagen fantástica sentada en el sofá y el de rodillas lamiendo como si no hubiera mañana.

No sé si es el tanga de lado o el sumi de rodillas el caso es que dejo mis braguitas empapadas…después de ese homenaje, lo mejor que se me ocurre es tumbar a mi sumi, subirme encima a horcajadas y ponerle mis braguitas en la cara, a oler. Esta acción me hace sentirme una Diosa, pasar mi lengua por sus labios y sentir mi sabor, es mmmm.

Después de esto se me ocurre otra cosa, quizá algo ruidosa. Lo mejor es hacer un “burruño” a mis bragas y amordazarle para que no haga ruido. Meto la pelotita en su boca y retuerzo sus pelotas en circulo…no quiero chillidos.

¿y tú quieres qué te amordace?

6 comentarios en “Una mordaza para mi bichito

  1. Juan

    No eres a la única que le gusta meter su braguita o tanga en la boca de su sumiso para tenerlo amordazarlo y sentirse de esa forma muy superior a él.

  2. Con todos esos prolegómenos y ese maravilloso “gurruño mordaza”, tengo serias dudas de que algún sumiso no quisiera ser amordazado; lo más posible es que renunciase a seguir hablando 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s