La más oscura noche (XIII)

El osito panda, q es muy guasón, se ha montado una historieta con mi querída Ava (http://avayelsexo.wordpress.com) y yo. Veremos por dónde  nos lleva 🙂

Confesiones clandestinas

Dos son compañía, tres son multitud.

Mientras comíamos los tres, miraba furtivamente a mi madre y me preguntaba si ella tendría sentimientos y fantasías parecidas a los míos. La admiraba. Siempre aparecía serena y, aunqnue a medida que me fui adentrando en aquella intricanda red de perversión y degradación, ni me sentí su igual ni dejé de amarla.

Ella siguió saliendo cada noche, como siempre, y yo empecé a hacerme a la idea de que ella gozaba de la miseria a la que estaba atada. Que en su corrupción ella había encontrado una paz y una manera de vivir. Pero que buscara ese alivio lejos de mí me quemaba y lo pagaba, vergüenza me da confesarlo, con mi esposa, que nucna me dirigió un reproche porque ella, a su maenra también, me ayudaba a pervertirme y a degradarla con mis pasiones.

Pero Ava notaba que no me atrevía a trasgedir…

Ver la entrada original 263 palabras más

4 comentarios en “La más oscura noche (XIII)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s