Nunca es tarde…

Os acordáis de mis primeras entradas en el blog, cuando os contaba lo que padecí para dejar aquella pareja, que si bien en todos los sentidos me llenaba, había uno que hacía aguas por todos lados, mi dominación sobre él.

Pues bien, mi expareja y yo, solemos quedar de vez en cuando para tratar temas que tenemos entre manos de aquello que fue nuestra relación, si bien en esta ocasión me dí cuenta que no era como las otras veces, su manera de mirarme, de tocarme…

Es cierto, a nadie le amarga un dulce y cuando has pasado 14 años con alguien, aun queda algo de fuego.

Quedamos por la tarde para hacer negocios, terminada nuestra charla me dijo, te recojo a las 9 para cenar. No me digáis por qué, pero sentía una excitación extrema como cuando vas a tener una primera cita con alguien.

Me pinté las uñas de los pies y manos y me vestí para la ocasión, camiseta negra de tirantes, minifalda con una puntillita en el borde que le daba un toque picante a la cosa y sandalias que dejaban ver todos mis dedos y un moreno espectacular. Me puse un poco de mascara en las pestañas y pinté mis labios de rojo. I no es una gran amante del maquillaje, esto es todo lo que me suelo pintar, bueno, en invierno algo de color en las mejillas porque soy extremadamente blanca.

“cucu” el sonido de mi whatsapp, “estoy aquí, baja“. Al llegar al coche observé como me miraba y me suelta “esta tarde con ese short y esa camiseta playera estabas muy guapa, pero joder ahora, no debes dejar títeres con cabeza“, comencé a reír y le dije “ay F. siempre tan graciosillo“, “de verdad I, estás preciosa, te ha sentado muy bien ese viaje“.

Fuimos a las fiestas de un conocido barrio de Madrid, cenamos y charlamos sobre todo lo que había acontecido en nuestras vida. No estoy acostumbrada a cenar tanto y me sentía molesta, demasiado llena. –Eso se soluciona con un Gin Tonic, me dijo. Así que comenzamos a tomar gin tonics, no sé si por el alcohol o porque ya venia predispuesta, pero cada vez me estaba poniendo más nerviosa estar a su lado.

Como os he dicho fuimos a las fiestas de un barrio de Madrid, allí había una orquestita pachanguera y fuimos a tomar “la penúltima”. Me contó que estaba tomando clases de salsa, algo que me sorprendió mucho, ya que siempre le achaqué que nunca quería bailar conmigo, –I no me gusta bailar no seas pesada. Total, que allí estaba yo, con mi expareja (hace 8 años que nuestra relación terminó) dejándome llevar por él, bailando salsa.

No me gusta demasiado esa música, pero él guiándome de allá para acá, cogiéndome de la cintura, retirándome el pelo de la cara, juntando nuestros cuerpos. La verdad que la cosa se me estaba haciendo difícil y pensé “ahora o nunca” y le dí un beso tímido, a lo que el respondió con una pasión desenfrenada.

Decidimos ir a mi casa ” a tomar la última”, la calurosa noche y el vacío de las calles hizo que nos deshinibieramos por completo, empezamos a besarnos apasionadamente encima de un coche, mordía mi cuello, mi oreja, mi pecho, mi espalda…yo estaba ya con un calentón de campeonato…pero algo remoloneaba mi cabeza, polvo vainilla??? o arriesgo a hacerlo a mi manera?

De camino a casa le espeté

Me muero por ponerte el coño en la cara y asfixiarte.

Ohhh I sigues con tus jueguecitos agresivos. 

Llegamos a casa y nos pusimos otra copa que no acabaríamos. Me subí a horcajadas encima de él en el sofá, le escupí varias veces en la cara y me dijo “ohhh, cuanto he echado de menos esto“, no salía de mi asombro, pues siempre me dijo que este rollo mío no le iba en exceso. Si bien es cierto, cuando eramos pareja no notaba yo que disfrutara en exceso, pero está vez le veía a tope. Entonces, le pedí lo que cientos de veces le había pedido y siempre se había negado.

Ponte ahí enfrente de rodillas y masturbate para mi.

Bajó su pantalón y ya pude entrever una bonita erección en su boxer. Quitó su boxer y empezó a masturbarse, alguna vez lo intentamos pero bajaba la cabeza y se quedaba como encogido, esta vez, su cuerpo bien estirado y sus ojos fijos en los míos. Empezó a temblar y vi lo que se venía, le dije para. – jo, por qué? porque lo digo yo.

Me apetecía un helado y le dije que fuera a la nevera y trajera una tarrina de chocolate. Metí los dedos en la tarrina y me manché alrededor de los labios, que él comió con avidez.

I quiero un poco

Ok, pues toma, agarre con mis dedos otro poco de helado que puse sobre mi tanga. Empezó a lamer con ansia, joder tuve que pedirle que parara pq ya estaba en un punto que me hubiera “ido” ahí mismo. Me bajó el tanga y me dijo – voy a olerte, como tantas veces me pediste, pero no un segundo, sino hasta que me digas que pare.

Joder, imaginad como estaba ya, después de tantos años pidiéndole huéleme y no te muevas y estaba un segundo y ya. Me dijo -hueles a chocolate, lo que hubiera dado por sentir ese olor tan rico que tienes. Le pedí que me comiera el coño y lo hizo como tantas veces lo había hecho. Si, en esto si obedecía y conseguí que aprendiera a comerme el coño como a mi me gustaba. Mi abdomen empezó a contraerse y note lo que se venía.     – Me encanta como gritas, nunca te reprimes y eso siempre me ha vuelto loco.

Nos fuimos a la cama y le dije que quería “follar a mi manera”. – Vale I pero no estoy preparado para que uses tus juguetitos conmigo. Ni se me había pasado por la cabeza, pero me sorprendió que diera por hecho que tenía juguetitos, solo el hecho de tenerle ahí a mi antojo, ya me parecía algo excesivo. Me subí encima de él y le metí mi tanga en la boca. Le dí un par de revolcones a su polla y con todos nuestros fluidos, le puse el coño en la cara mientras agarraba sus muñecas con fuerza. Balbuceando como podía, me dijo ” I, si sigues así me voy a correr”, a lo que le espeté “ni se te ocurra”.

Seguí restregando mi coño en su cara hasta que conseguí otro orgasmo, qué delicia correrte en la cara de alguien con quien siempre habías deseado hacer esto.

Le dije ahora quiero que me folles a 4 patitas, tendríais que ver la cara de satisfacción que puso, me folló así un rato, pero ya estaba cansada y le dije que me daba la vuelta y que se pusiera de rodillas y me siguiera follando así, me corrí otro par de veces, joder cuantas ganas tenía de algo así, mis ultimas experiencias en materia de sexo había sido bastante pobres. Siguió follándome y le dije, quiero que te corras fuera, en mi monte de venus y así lo hizo. Me encantó verle disfrutar y a mi llena de sus fluidos, ahora no sabía que hacer, si restregar su lechita por su cara o decirle que me lamiera el coño y limpiara bien. Así que me decante por esta última, –lame mi coño, le dije. I no seas cochina. F esto es parte de mi juego, hazlo¡. y con mucho asco se puso manos a la obra, ufff no sabéis que sensación, qué placer, tuve 2 orgasmos más.

Terminamos nuestras historias y él se fue a su casa y yo dormí placenteramente en la mía. Al día siguiente le envié un mensaje para darle las gracias, a lo que el me contesto.

  – Esto no se puede volver a repetir, así es imposible desengancharse de ti. Un beso y disfruta, se ve que te lo pasas muy bien.

12 comentarios en “Nunca es tarde…

  1. ESE

    No cabe duda de que eres una mujer adictiva, de pies a cabeza! ¿Tiene limite esa imaginación , donde no parar surgir excitantes, y pervertidas ideas?

      1. Feti

        Ni aunque me digan los números que van a salir esta noche en el euro millón me toca 🙂

  2. g{A.M.}

    Se lo he pasado a mi Amita y creo que le ha encantado. Le gusta que le den ideas y poco a poco las va poniendo en práctica

    1. ohhh como me gusta que uses el termino “amita”…así es como me gusta que me llamen. Me alegro, espero que lo paséis bien y dile que se pase por aquí alguna vez a saludar 😉

      1. g{A.M.}

        Dicho está (y vista tu amable petición). Ahora falta que se decida; no es tanto de escribir como yo

  3. Wowwww!!! Acabo de descubrir tu blog a través de un comentario que has hecho en Sexticles.
    Me esta encantando lo que he leído hasta ahora.
    Tienes un nuevo fan.
    Mil besitos excitantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s