Rugidos de león

La cosa era muy morbosa, un tipo que no me conoce de nada me invita a cenar, no nos conocemos, no hemos intercambiado fotos ni nada, un par de correos para ver dónde nos vemos.

Reconozco que era la primera vez que hacía algo similar, pero a mi me gusta arriesgar, es mejor arrepentirse de lo que se hace, que de lo que uno no hace.

Le dije que me recogiera 3 calles más abajo de mi casa, me vestí para la ocasión, camiseta negra con un escote suculento, aquella falda de la que os hablé en post anteriores con una puntillita muy sexy y sandalias de tacón.  Él me había avisado de su baja estatura, “Cuánto mides? yo mido 1,65. Mido 1,69”, la verdad es que el tipo era bajito y yo con mis taconazos (y eso que no me puse unos muy altos) le sacaba una cabeza, me hacía sentir muy poderosa.

Subí en su coche y lo primero que hizo fue olerme y chuparme el brazo, reconozco que esto me gusto, pero ya no me gustó tanto que plantara su manaza en mis preciosos muslos, aun así no dije nada, pero si, esto no me gustó demasiado, los tíos que dan por hechas las cosas, me suelen generar un poquito de desprecio. Esto y el hecho de que me insinuara varias veces que tenia que pagar la cena, me desinflaron un poco.

Llegamos al restaurante y comenzamos hablar y a comer (soy bastante tragona), aviso para navegantes, no os llenéis la boca con invitarme a cenar, que no soy como algunas mojigatas que se comen un pequeño aperitivo, yo como mucho y bebo mucho vino y me zumbo los gin tonics doblaos. A mitad de la conversación, me dice “Quiero besarte” y me plantó un beso, lo que traería alguno más, en una de estas y no me preguntéis por qué, no lo recuerdo, se pone de rodillas y empieza a besar mis pies, sentí una mezcla de vergüenza y excitación. Seguía la conversación y en algunos momentos había cosas que no me gustaban, me hablaba como si fuera un gran conquistador, me llegó a decir “nunca estoy más de 7 días sin follar”, me gusta la gente humilde y en él había poca humildad y demasiada vanidad, aun así, reconozco que había momentos que me generaba mucho morbo.

Terminamos de cenar y fuimos a tomar un gin tonic, sentados en una mesa, no paraba de decirme, “pues sí que eres guapa, si, eres muy sensual…bla bla bla”, días antes en uno de esos correos que intercambiamos me preguntó por mi físico y le contesté que “el físico importa?”, pues parece que sí, porque aquí el amigo, debía pensar que era un horror de mujer al no querer enseñarle mi bonita cara y dudando acerca de si las fotos que hay aquí de mis piernas eran mías y si lo eran, fueran actuales. Los que lleváis por aquí conmigo años, algunos me conocíais por mi sumiso en un anterior blog, sabéis que soy bastante sincera y que no tengo yo mucha necesidad de mentir. Claro, supongo que toda esta gente que duda es pq ellos hacen eso, mentir y mentir. Claro, que se puede esperar de una persona que te invita a cenar, pero que no te quiere dar su teléfono. El muy idiota me decía, “es que whatsapp no hay privacidad”, claro, ya le tuve que decir, alma de cántaro, privacidad no hay en nada, que me dedico a las telecomunicaciones, imbécil! y desgraciadamente, se puede saber todo de una persona, en wapp, en gmail…etc. Aun así, había algo que me incitaba a continuar y ver hasta dónde podíamos llegar.

Cogimos el coche y fuimos hacia mi casa, pasamos por un cercano Centro Comercial y me dice, “ahí hay una tienda muy barata, fui una vez y me dio un asco toda llena de peruanos e inmigrantes”, la verdad es que debió notar mi silencio porque me dijo “uff igual ahora me dices que eres peruana o similar. No, no lo soy, pero tu comentario ha sido desafortunado”, no soporto el racismo, no soporto comentarios xenofobos y no soporto a la gente que hace esos comentarios tan lamentables, que son clásicos de personas bastante incultas y con muy poco mundo.

Aquí la cosa ya había perdido bastantes puntos, pero que queréis que os diga, el tipo este con tanto lametón, había conseguido excitarme. Subimos a mi casa, me quitó las sandalias y empezó a masajear mis pies, le digo “chupa, y dice así no, mejor lávatelos un poco” pfff qué queréis que os diga, esto ya empezaba a perder muchos puntos, aun así empezó a lamer mi pie con pasión, reconozco que mi excitación ya estaba a tope. Me subió un poco la falta y empezó a olerme por encima del tanga y a pasar su lengua, mi humedad ya debía ser palpable, bajó mi tanga y….he aquí cuando todo se vino abajo, empezó a lamer mi coño como un tragón, como si se estuviera comiendo una sandia a bocaos y emitiendo unos gruñidos como el león de la metro. No me gusta la comedía y esto me pareció de lo más cómico que me ha pasado en la vida. Aun así me corrí, si, en 3 minutos, a esa velocidad no tuve tiempo de más, fue como una eyaculación precoz jajajja, una vez satisfecha le invité a que se marchara.

No lo dices en serio I. Si querido, si lo digo en serio. Au revoir!

11 comentarios en “Rugidos de león

  1. elnavegante

    La última vez que me medí -en una máquina de esas infalibles de farmacia- me puse tieso como una vela estirando el cuello como una jirafa, y al cabo de segundos sale el codiciado papelito cuan comprobante de cajero automático. Marca: 1m79cm. Ahí comprobé que los que me midieron de forma tradicional me habían mentido piadosamente poniendo me 1 cm más. Fue muy desagradable, ya no me mido nunca más.

      1. elnavegante

        A mi me alegra mas que no te desagraden las chorras de comentarios que hago :). Abrazos y besos los que quieras guapa.

  2. sumiso_p

    Buenas Señora, hace poco escribí que su blog era una maravilla; con su permiso, quiero desdecirme, me he quedado bastante corto. Es un placer leerla, y se esperan nuevas entradas con auténtico ansia.

  3. Miku

    Todos contentos: un par de comidas satisfactorias e entregat la invitación a irse por una parte y por la de él historieta que transformar y apuntarse su punto àra la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s