A la rica Vainilla

Hola, holita!

Hace tiempo que no venía por aquí. En una de mis últimas entradas, os conté que estaba corrompiendo vainillas jijijiji.

La cosa empezó tal que en un concierto. El perrete en cuestión el día anterior no había parado de meterme fichas, pero ya sabéis que no soy una “facilona” con los vainillicas y lo dejé estar.

Al día siguiente una amiga de su hermana, entre risas, me comentó como N le había hecho el desayuno. En ese momento me cambió el chip y pensé, -jo!, este vanillica parece que merece la pena. En un momento de la noche y no me preguntéis cómo, nos separamos el resto del grupo, bueno la verdad es que el vainillica fue bastante hábil en este caso. Y aprovechó para entrarme o fui yo, la verdad es que no recuerdo muy bien.

Al finalizar el concierto fuimos a llevar a su hermana a su casa que estaba algo pasada de copas. Aquella casa parecía el camarote de los hermanos Marx de la gente que había allí durmiendo. Hubiera preferido haber estado en mi casa pero la cosa se dio así.

Se fueron todos a la cama y allí me quedé yo con mi vainillica magreandonos como dos adolescente.

En un instante de calentón, me dije ahora o nunca y le solté un escupitajo en toda la jeta, luego otro, pellizcos…a lo que mi vainillica respondió con una comida de coño fantástica. Me subí a horcajadas y me lo follé hasta que tuve otro par de orgasmos. La noche o mejor la mañana no daba para mucho más y me marché.

Para mi suerte, perdí un pendiente en su casa que me traería al día siguiente. Aproveché un poco para explicarle los oscuros mundos de I. No pareció asustarle y accedió a viajar a mis oscuros mundos.

Es maravilloso tenerle desnudo cocinando, tocándose para mi, con mi coño en su cara (me da que el facesitting, le encanta), comiéndome el coño como si no hubiera mañana, recibiendo cachetes en el culo mientras cocina desnudo mmmm. Es un jodido fetichista, se vuelve loco cuando me ve con mi corset, liguero y taconazos…ya sabéis que no soy muy amiga de satisfacer ciertos fetiches, pero con él me encanta, será pq es vainillica?

Y ahí sigo despacito, aunque me gustaría meter algo más de sumisión, a veces tímidamente entre bromas me dice “está bien así mi ama” y se me hace el chichi agua.

 

 

8 comentarios en “A la rica Vainilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s