100.000!!!

Más de 100.000 visitas.!!!

Hace tiempo escribí en un post que si llegaba a las 100.000 visitas o me desnudaba o cerraba el blog.

Lo prometido es deuda !

20170228_1231521.jpg

Como siempre, os agradeco que sigais siendo participes de mis mundos. Nada de todo esto habría sido posible sin mis fieles perros.

20170228_1230081.jpgGracias!

El Vermú

La jornada había sido curiosa, habia pasado todo el día en un evento emborrachandome, curiosamente en ese evento estuvo el enfermero vainilla. Hace tiempo que lo nuestro pasó pero sigue dandome un morbo brutal y no sé pq tengo la sensación de que a él también, en algunos momentos mientras hablabamos o en alguna ocasión me pasaba los dedos por la cara me entraron unas ganas de morderle los dedos, pero me contuve, también me entraron ganas de decirle al oido “Me comes el coño”. La jornada prosiguió y mi borrachera aumentó.

c2i-hokw8aatyg4

Ya por la noche recibí una llamada, -I dónde estás?. Mi enfermero favorito me reclamaba.

-Sigo en el bar con una borrachera curiosa.

-Acabo de salir de currar, te recojo y cenamos?

Mi enfermero favorito me recogió y vinimos a casa. Mi borrachera era monumental. Llegamos a casa y no podía ni abrir los ojos. Cuando estoy borracha me pongo excesivamente cariñosa y juguetona.

Él comenzó a preparar la cena, mientras yo le bajaba los pantalones y le metia sus calzoncillos a modo de tanga por los cachetes del culo.

-I estate quieta, tumbate en el sofá mientras hago la cena.

Le dejé en mi cocina y me tumbe en el sofá, con la castaña que llevaba no tardé ni 2 minutos en dormirme. Al rato me desperté con una lengua en mi coño y un estupendo olor a pescado al horno.

Terminamos de cenar y me dijo, -quieres ir a la cama, verdad? a lo que contesté, -Sabes que me apetece mucho? qué me bañes!

-Si? Quiéres que te bañe? Hace mucho que no hago eso, desde que estuve en Inglaterra cuidando abuelitos.

No recuerdo mucho o más bien no lo disfrute como a mi me habría gustado, ya os digo que mi borrachera era monumental. Pero recuerdo con que delicadeza lavaba mi cabeza, pasaba la esponja enjabonada por mis pechos y como hundió su cabeza en la bañera para llegar a mi clitoris. Después de esto me secó el pelo y ya no recuerdo más.

Desperté con unas caricias en la espalda, olor a café recien molido y una resaca del 15.

-Vamos perezosa son ya las 9, te acerco al hospital.

Tenía que volver al hospital con mi familiar y él aun no teniendo que trabajar, se ofreció a llevarme.

-Estás seguro? Al final te van a pillar tus compañeras.

-Te imaginas? con el odio que te tienen.

He de decir que ha habido un episodio desagradable en el hospital por parte de las enfermeras y tuve que ejercer un poco mi parte dominante, desde entonces parece que no les gusto mucho.

Pasé la mañana en el hospital con una resaca de vermú muy jodida. A la comida vino a buscame y me llevó a su casa, donde había preparado una suculenta paella que devoré con toda la resaca del mundo. Acto seguido comenzamos a ver “50 sombras más oscuras” y pude volver a bromear como con mis compañeras de trabajo, entre risas le solté “yo soy como Grey” y me contestó “de guapa o de rica” jijijiji

No bebais más de 6 vermús seguidos 😉

 

Pd.: Tengo otra historieta que contar sobre un perrete al que tengo maquetando presentaciones para mi.