Mutilados Emocionales

Cuando leí este post de Coral Herrera me encantó el adjetivo que les colocó a ese tipo de hombres.

Nena, no te enamores de mí. Es la frase favorita que te sueltan después del primer polvo los machos alfa, esos chicos guapos que hacen gala de su mutilación emocional y sentimental. Se caracterizan porque se sienten muy deseables, y se enorgullecen de su soltería y de su aspecto de “chico duro”. No les avergüenza su discapacidad para hacer el amor desnudos. Puede que se quiten la ropa para follar, pero no la coraza: no quieren complicarse la vida, no quieren sufrir, no quieren mostrar su vulnerabilidad y sus miedos, no quieren perder su libertad, no quieren comprometerse, ni compartirse, ni intimar, ni profundizar en una relación.

Estaréis pensando qué significa toda esta hostia con la que os vengo. Bueno para los que no leéis los comentarios, os voy a refrescar la memoria.

El jueves “conocí” a este tipo, al día siguiente por mera casualidad, me lo volví a encontrar. Bueno, yo creo que él buscó la casualidad y se acercó por la zona en la que yo vivo a ver si me veía, cierto es, que es harto complicado que eso ocurriera, normalmente suelo salir a correr más tarde y ese día salí antes. Ya de regreso a mi casa, venía caminando y disfrutando de la música, cuando de repente se me avalanzan 2 perros, levanté la cabeza y eras los perretes del rockerillo, más atrás venía él. La verdad, es que me hizo una ilusión tremenda. Yo no le había ni escrito, ni llamado, pero él no dejó pasar la oportunidad.

– Dame tu teléfono y así me pasas info por wapp.

Le dí mi teléfono y enseguida me agregó a sus contactos, se prestó voluntario a acompañarme a casa y el seguiría paseando con sus perretes.

Subí a casa y mientras preparaba la comida no paró de mandarme msj y en uno de ellos vendría el ofrecimiento para vernos el finde. Yo lo tenía algo complicado pq salía fuera de la ciudad, pero le dije que el domingo sobre las 20 h estaría ya en Madrid. Seguimos wasapeando toda la tarde (y mira que lo odio) hasta que tuve que irme. El viernes era un día algo especial para mí y hacía que estuviera algo nerviosa, pero al estar ensimismada con este hombre no reparé en ello.

Llegó el domingo y fuimos a tomar algo a un bar, donde sólo había machitrones viendo el fútbol, pero bueno lo importante era estar juntos charlando. Hablamos de muchas cosa, pero en seguida reparé en que era un mutilado emocional, porque sin yo pedirle explicaciones se encargó de decirme que aun tenía muy reciente lo de su ex, que lo hacía regular en las relaciones, que podía hacer mucho daño bla, bla, bla. Me recordó en cierta medida el enfermero vainilla. Me hacen gracia esos comportamientos de niñato inmaduro, tío, quiéres echarme un polvo?, échamelo y calla la boca, cansaoooo!

La noche discurria divertida, yo ya llevaba 6 vinos lo que me hacía ya coger confianza, tocarle…etc. Y me dice;

– Tomamos la última en mi casa?

Y yo que ya me conozco esto, le dije prefiero que sea en la mía. De camino a casa, nos besamos y bueno, parecía que mi candidato iba a tener su cabeza entre mis piernas.

Llegamos a casa nos pusimos unas copas, me puse cómoda y me quité los zapatos, antes ya me había hecho mención a que con esas piernas me debían quedar muy bien los tacones, cuando vió mis uñas de los pies en rojo, no pudo resistirse y me dijo,

– Puedo lamerte los pies, soy fetichista…..

Ayyyy, ayyyyy, ayyyy qué suerte, y si es sumiso también, tengo buen ojo para estas cosas, parece, y cuando estamos a tope, me dice:

– Tía es que me va y me viene el deseo, aún me acuerdo de mi pareja.

PGFFFYDgEWIUGYHAIDJBHAUEIHGKRHU9IKBJIO, otra vez no!!! Como dice “ese”, entre los 30 y los 40 la mayoría están heridos de bala. jajajajaja. Paramos, evidentemente, y empieza con su retaila de mutilado emocional, es que no quiero nada serio, es que no quiero que te enamores, es que yo tengo idas y venidas, es que quiero que seamos amigos especiales, es que… es que… es que… COMEME EL COÑO!

Le metí un repaso considerable, pq estoy harta que pq soy cariñosa penséis que me quiero casar con vosotros! pesados de los cojones!. Es tan difícil entender que una tía también quiera tener amigos con los que follar y que a parte te trate normal, no como un gilipollas, que es normalmente como os comportáis vosotros, no me mandes wapp, no me escribas, no te contesto, no te enamores de mi, pero qué cojones! Yo haré lo que me salga de coño y si te gusta bien y si no a mamarla a Parla.

El amigo se fue a su casa, y siguió toda la noche dándome la matraca. Hasta que debió dormir y a la mañana siguiente, osea ayer, me escribe un wapp diciéndome que está fatal y que prefiere que seamos colegas, perrrrrrdona! acaso has pensado en algún momento que yo quisiera algo más?

Fue muy bonita la forma en que nos conocimos, pero el final ha sido nefasto. Aunque le doy 2 días para que respire, ya os contaré! 🙂

DcwE1zMVMAAhccV

37 comentarios en “Mutilados Emocionales

  1. A

    Fotograma del primer corto de Diana López Varela, Feminazi. La protagonista es Laura Míguez.

    Cine/ Humor negro y reflexión

    La ‘feminazi’ existe: no se depila, no limpia y hace del hombre un esclavo sexual

    La guionista Diana López Varela lanza su primer cortometraje como directora. ‘Feminazi’ es una sátira que subvierte el insulto para hacerle un guiño al machista: “Menos cachondeo, que nosotras también sabemos defendernos”.

    8 mayo, 2018 -13:47

    EN: Feminismo
    Sexo
    Machismo
    Mujeres
    Amor

    por Lorena G. Maldonado  @lorenagm7

    La pesadilla del hombre moderno se ha hecho carne: la “feminazi” ha trascendido al mito. Ya no es sólo una chanza desagradable con la que los señores asustados por la igualdad han arremetido contra las mujeres que pelean por un mundo equitativo. De tanto evocarla, está aquí. Como una antagonista perfecta. ¿Pensaban que el feminismo era molesto, estaba polarizado, era agresivo y faltón, afectaría a las relaciones sexuales, esclavizaría y humillaría al hombre…? Pues ahora sí, ahora en serio: la guionista Diana López Varela sintetiza este temor masculino en Feminazi, su primer cortometraje como directora, cargado de lucidez, mala leche y pildoritas de humor negro. “No es que me haga la mínima gracia el machismo, es que la comedia siempre tiene algo de verdad y dolor, y es en este género donde yo consigo hacer mi propia catarsis”, explica la cineasta. “Además, soy gallega, y la ironía es la tercera lengua oficial aquí. Me cuesta mucho no expresarme irónicamente cuando estoy cabreada”.

    ¿Conoces ‘Feminazi’, el primer corto de Diana López Varela? LGM

    Feminazi es la historia -vuelta sátira- de Rocío y Manu, una pareja de 30 años razonablemente feliz pero, también, tradicionalmente descompensada: es ella quien habla sin ser atendida, quien recoge la casa sin ser ayudada, quien ha de tomar todas las pequeñas decisiones domésticas para, encima, ser contradicha a última hora. Suerte que la venganza está al caer.

    El último drama de la pareja es que Rocío ha decidido esterilizar a Coco, la mascota común, y Manu no está de acuerdo. Al chico le atormenta la imagen del pobre perro castrado y empieza a imaginar que un día aparecerán sus propios testículos en una bolsa a petición de su novia, que anda muy extraña desde que acude a esas reuniones de la plataforma feminista. “Cuidado con esas, que son unas lesbianas, a ver si vas a acabar convertida en una feminazi de los cojones”, le dice él a ella. “Tu historial de internet sugiere que te encantan las lesbianas”, guiña Rocío.


    Cuidado con esas, que son unas lesbianas, a ver si vas a acabar convertida en una feminazi de los cojones

    El runrún persiste. En esa casa donde se masca la tensión, a Manu sólo le queda un amigo, y, además, a punto de ser operado. “Hoy son tus pelotas”, le dice el joven al perro, con complicidad. “Pero mañana pueden ser las mías”. Pronto se da cuenta de que su pánico tiene fundamento: Rocío no le hace ni caso y se dedica a ver películas como una descosida, a comer con apetito, a beber cerveza y a tirar todos los desperdicios en el suelo. “Estoy harta de los estereotipos femeninos y de esas putas mierdas. Maldito instagram de Paula Echevarría”, comenta.

    Los nuevos vaqueros de moda: cuanto menos tela, más caros son
    Los nuevos vaqueros de moda: cuanto menos tela, más caros son

    Elena Bustamante

    El mundo de la moda quiere reinventar el clásico pantalón con unos diseños que han dado mucho que hablar, por el estilo y por el precio.

    recomendado por

    La revolución ‘feminazi’

    Todo ha cambiado: el feminazismo ha estallado en su vida, ha sido abducida por sus compañeras y en el hogar de la pareja se han acabado las tonterías. “Me gustan las mujeres fuertes y estoy un poco cansada del relato cultural de víctima. Incluso desde el punto de vista de la comedia, ¿por qué hemos de ser siempre las buenas?, ¿por qué tenemos que perder siempre o esperar a que nos rescaten? ¿Nos hace eso más feministas?”, expone Diana López Varela al teléfono, mientras en la ficción comienza a arder Troya. Rocío le cuenta a su novio que están “planeando una acción” en la Iglesia: el día de las comuniones, sus colegas y ella se desnudarán integralmente para denunciar “la manipulación del poder eclesiástico, que niega el sufrimiento femenino”. “¿Y hace falta algo tan agresivo, Ro?”, pregunta él. “Ya viene el hombre con su mansplaning con sus santos cojones a decirnos lo que es agresivo. Vosotros precisamente, que lleváis años aniquilando, destruyendo el planeta y sometiendo a las mujeres”.

    La protagonista, ahora revolucionada, está harta de la “puta tasa rosa”, de “lavarme el coño inmediatamente para que te sepa bien” -a propósito del sexo oral-, de “depilarme, arreglarme, de estar cosificada”. Ahí, en el encuentro sexual, salen a relucir muchas leyendas asumidas, mucho diálogo atrofiado. Como, por ejemplo, “El macho alfa no hace nada altruistamente. ¿Sabes cuántas mujeres no se corren en su vida, cuántas mujeres tienen relaciones insatisfactorias para no dañar el frágil ego masculino? Y, ¿sabes cuántos hombres no saben ni para qué sirve el clítoris ni que tiene 8.000 terminaciones nerviosas?”.

    El sexo ha cambiado

    Hay mucho que hablar aquí. Cuenta la directora que “como casi todas las chicas de mi edad, crecí pensando que el sexo era un servicio para el disfrute del hombre y eso cambió justo después de leerme Tu sexo es aún más tuyo, de Sylvia de Béjar”. Explica que con ese título aprendió “no sólo que podía pedir, sino que debía hacerlo”: “Al final los chicos también son hijos de su educación y no siempre saben lo que tienen que hacer. He pensado mil veces en eso, en las veces que he rechazado sexo oral apeteciéndome un montón por no estar depilada o ‘recién’ lavada. Y en cuántas veces corté el rollo para irme al baño corriendo a darme un agua. Por favor, qué terrible es el machismo para todos”.

    Fernando González en Feminazi, el primer corto de Diana López Varela.

    Fernando González en Feminazi, el primer corto de Diana López Varela.

    Por eso aquí, como ella señala, “las escenas de sexo son la liberación hiperbólica de nuestros complejos históricos en el sexo”. Ro tampoco quiere azotes en la cama ni “ninguna postura de sumisión patriarcal”, y, cuando se descuida, deja ver un tatuaje en el cuello: es la imagen de un falo roto. “Es mi adhesión de sangre al club”, explica ella. “La castración de los hombres”. ¿Qué pasaría si, realmente, la mujer que lucha por el feminismo se manifestase en estos términos? “Claro que no somos así, pero si se empeñan en que lo seamos, yo subo la apuesta y creo a la Feminazi justiciera que siempre he deseado ser cada vez que mi pareja dejaba para mí las tareas de casa”, propone López Varela. “Resulta obvio que esto es una parodia, pero ojalá sirva para despertar un poco la conciencia de la autodefensa feminista. Al menos para decirle a los machirulos: menos cachondeo, que nosotras también sabemos defendernos”.

  2. Miku

    Bueno, en cualquier caso, habrá que reconocer que la creación del personaje y la puesta en escena le funcionó . Incluso el nudo. El desenlace no, al menos no esta vez y le pidieron explicaciones o se las plantaron en la cara
    En cualquier caso, no parece una pose espontánea. Eso parece ya muy trabajado por su parte.

    1. No sé a qué te refieres, si al “encuentro casual” o a lo de que está destrozado por su ruptura. El encuentro casual le funcionó de casualidad, pq ya te digo, estoy segura que vino con los perros por mi zona para ver si me veía, y podría haber pasado como no, precisamente ese día salí antes de casa, normalmente lo hago mucho más tarde. Podría haber ido por ese sitio o por otro, o incluso podía haber ido a la compra en vez de a correr.
      Si te refieres a lo de hacer se el martir, pues no sé quizá ese rollo le funcione con una tía que sueñe aún con el amor romántico, a mi desde luego me causa el efecto contrario, me horrorizan los tipos que no maduran emocionalmente. Quiero decir, está claro que a veces se pasa mal con las rupturas y es entonces cuando entiendo que has de estar distante de otro tipo de relaciones, si aún así te relacionas, pues con todo , y si no quédate en casa. Quizá le funcione para echar un polvo con una monjita, a mi desde luego me aparta por completo. No sé si te referías a eso.

      1. Anónimo

        Más a lo segundo. Lo que no podría asegurar es si es una pose impostada y por tanto premeditado o le sale de forma espontánea con la base de un comportamiento “niñatoide” que se enfada porque algo una vez no le salió bien o le hizo daño que, como bien dices, te pasa. Te lames las heridas y punto.

      2. Miku

        Más a lo segundo. Lo que no podría asegurar es si es una pose impostada y por tanto premeditado o le sale de forma espontánea con la base de un comportamiento “niñatoide” que se enfada porque algo una vez no le salió bien o le hizo daño que, como bien dices, te pasa. Te lames las heridas y punto.

  3. Lambertino

    La verdad es que me he perdido, o quizás me he hecho un lío… O no me entero.
    Entonces, tú querías que el mutilado emocional te comiera el coño y él pretendía lamerte los pies… En estas situaciones, creo, lo mejor es ponerse de acuerdo. Porqué no ambas cosas? Pero recuerda siempre, sin discusiones, que tú eres la que manda. Y no te cortes ni un pelo!

    1. No no, el quería lamer mis pies y otras cosas, los pies lo hizo, pero cuando estábamos en el fervor de la batalla, se acordó de su ex y dijo que le iba y le venia el deseo y empezó con sus gilipolleces de inmaduro/mutilado emocional y fuí yo la que paró la cuestión, no sin antes explicarle, que uno si no está emocionalmente bien no debe tirarse a la piscina y si se tira, pues a nadar.

  4. Forestry84

    Ya han pasado mas de dos dias desde su entrada …

    El mutilado emocional ha respirado o sigue sin dar señales de vida??? Que nos tiene a todos en ascuas!!

  5. Anónimo

    Juega con él, permite que se acerque a tí, que se confíe y entonces déjale tus marcas. Se lo merece por indeciso, pusilánime y contradictorio. En todo caso le estás haciendo un favor, porque le va a gustar, lo que pasa es que aún no lo sabe jejeje

    Ese rockero escuchó música clásica comparado con lo que le aguarda. Yo diría que tocó la punta del iceberg cuando le dejaste adorar tus pies pero debería probar una buena dosis de I. Imagino tu saliva resbalando por su cara, su boca encontrando el sudor de tus axilas y su cabeza justo entre tus piernas, para entonces sí terminar de quedar impregnado de tí.

    Veamos si después de eso vuelve. Si es inteligente sabrá apreciarlo y podría llegar a conocer al señor de negro. Solo entonces la música empezaría a sonar mejor jejeje

  6. Anónimo

    Celebro que te gusten mis palabras!

    Mientras aguardo con expectación alguna novedad al respecto o cualquier entrada nueva, he empezado a releer tu blog desde el principio, sin prisa, deleitándome. Una delicia.

    Me he detenido en una entrada que se llama “Situaciones con las que fantaseo” y no he podido evitar imaginarme como protagonista en los tres escenarios, sobre todo el primero. Llegaste a realizar alguna de esas fantasías? quizá las tres jejeje

    Antes de salir de tu blog siempre me despido localizando alguno de los GIF….me dejan sin aire y con buen sabor de boca.

  7. Pingback: La vida… – Los Mundos de I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s