Un bebe en mi cama, again!

20170731_194506.jpgEl verano me pone contenta y con muchas ganas de divertirme. Así que eso es lo que hago. El mundo enfermería está de vacaciones, así que mientras me entretengo.

Sigo pensando qué hago con mi enfermero favorito, es tan lindo pero le falta algo que, por ejemplo, le sobra al enfermero vainilla. Al que por cierto, con motivo de un encuentro no muy agradable para mí, abracé. Estaba todo sudado. Notar ese sudor en mis manos, su pecho sudado contra el mío, su olor…ayyy, aun estando en una situación algo complicada, me puso burrísima, creo que es su olor.

Días antes de que el enfermero favorito se fuera de vacaciones pasamos una velada bonita y  le comenté lo de aquella noche.

– Oye J, recuerdas aquella noche que no había dormido? Bueno, pues que quería comentarte que estuve con otro enfermero.
– Ya y? Ya me imaginé que hasta las 11 de la mañana no habías estado mirando las estrellas.
– Y cómo lo sabes?
– Hombre una persona que te habla de que no le gusta la monogamia, será que no la práctica, no?
–  Ah, pensaba que no te gustaba.
–  Bueno gustar no me gusta, pero te gusta a ti, hay opción? Atiendo a todo lo que me dices más de lo que tú te crees.
Total, que omití el resto de cosas que pasaron aquel día y continuamos.

Bueno que me disperso, tenía 23 años las primeras veces que nos vimos. Ahora está en sus 25, llevaba varios días dándome la chapa.

–          I úsame, quiero servirte.

Tiene la ternura y la inocencia de alguien joven pero también el arranque, no tiene aún ninguna mochila a cuestas que le haga frenarse y eso me gusta. Aunque a veces peca de soberbio.

Me hizo una oferta a la cual no pude resistirme.

– I, voy te como tantas veces como quieras hasta que te quedes satisfecha y me marcho sin hablar.
Qué queréis que os diga ¡? Quién puede resistirse a algo así?¡ Te dan placer y ni siquiera te molestan. Así que le dije que sí, que el domingo cuando viniera del campo le avisaba. Llego el día y estaba algo cansada y le dije que lo dejábamos para otro día. Noté como se enfadaba, supongo que algo propio en la juventud cuando te desilusionan.

Al día siguiente le dije que viniera a casa. Estaba ansioso y no podía ni esperar.

–          I puedo ir antes.
Le abrí la puerta con tacones y era algo más alta que él, la verdad es que eso ya de entrada me dió una sensación de superioridad. Me miró y me dijo,

–          Estás preciosa I, qué guapa!
Comenzamos a charlar de nuestras vidas y evitaba mi mirada, me encanta mirarle y que me evite. Me dijo que me daba un masaje, y empezó a acariciar mi espalda, mis piernas, mis pies a la par iba lamiendo.

Habíamos quedado en que si lo hacía muy bien me lo follaba, si lo hacía regular le daba otra oportunidad de mejorarlo y si lo hacía mal no volvería a verme. Bueno pues la segunda vez que este mozo me comía el coño y lo hacía divinamente, me sacó 7 orgasmos.

Lo que vino después, no tiene importancia…

Introducción a las relaciones dirigidas por la mujer (FLR)

Aquí la traducción del artículo sobre FLR

Gracias a Gl por la traducción. Buen perro!

Los papeles tradicionales en la pareja incluyen un hombre dominante y una mujer sumisa. Estos roles han ido cambiando para que hombres y mujeres tengan una relación más igualitaria. Sin embargo, algunas parejas disfrutan de una relación en la que la mujer es más dominante que el hombre.

tumblr_ob70bosgun1ul2wqdo1_500

Para que esto funcione, ambas partes deben estar de acuerdo en qué es lo que quieren. La mujer dominante difiere de una dómina en que su papel se amplía para incluir todas las áreas de la relación, no sólo los aspectos sexuales.

Guía básica

  1. Habla con tu hombre sobre el papel que deseas, o que él quiere que tomes como mujer dominante. Algunos hombres sugieren este papel porque lo encuentran más atractivo o cómodo; otros están abiertos a él como una manera de agregar un poco de picante a la relación a tiempo parcial o, en algunos casos, a tiempo completo. Averigua lo que ambos queréis de la relación y cuales son vuestras zonas de confort en el terreno de la dominación.
  2. Haz una lista de las áreas en las que deseas dominar. Puede incluir cosas como las tareas domésticas, las relaciones sexuales, o controlar a que se dedica en el tiempo libre. Enséñale la lista a tu hombre para ver si estas áreas le resultan agradables.
  3. Toma la iniciativa en estas áreas. Dile a tu hombre que tareas debe hacer y cuando debe hacerlas, como pasará el tiempo en sus días libres y que esperas de él en el dormitorio. Algunas mujeres dominantes utilizan la dominación en el dormitorio para incluir posiciones sumisas, y prácticas como técnicas de sujeción, pero siempre dentro del nivel de comodidad de ambas partes.

Entrena a tu hombre para que se adapte a una relación dirigida por la mujer

Como mencioné anteriormente, con el fin de entrenar a tu hombre tendrás que establecer un acuerdo sobre las cosas que quieres que aprenda y las reglas que quieres que practique y que, finalmente, siga. A menos que tu única ambición sean los juegos de dormitorio a tiempo parcial, si no estás de acuerdo con las “relaciones dirigidas por la mujer” o con seguir alguna estrategia para modificar tu relación, no estás preparada para entrenar a tu pareja o para introducir cambios profundos en tu relación.

El hecho es que, cuanto más exijas, más recibirás.

Tu reconocimiento regular y juguetón, pero firme, de él como parte sumisa en tu relación, alentará a tu hombre a ser más servicial mucho más rápidamente de lo que nunca habrías imaginado.

Debe decirse que los principiantes en este estilo de vida a menudo se debaten con el siguiente dilema: lo que tú quieres que aprenda tu hombre en tu relación y lo que él quiere aprender es muy diferente. Con toda probabilidad tu quieres que aprenda a superar sus malos hábitos, a trabajar de forma independiente, a tomar un poco más la iniciativa en los temas domésticos, a encontrar satisfacción en su crecimiento, a ganar confianza en tu liderazgo y a participar dándote su apoyo. Él, en primer lugar quiere aprender a servir tu cuerpo, a obedecer tus órdenes, a complacerte sexualmente, a humillarse y a someterse. Debido a la diferencia y al tamaño de la tarea que tienes entre manos, debes elegir sabiamente tus propios objetivos y las reglas que él deberá seguir para conseguirlos.

Como con todo, el término medio se alcanza a menudo a través del compromiso. Si deseas que te atienda y te mime al completo, tendrás que jugar con su fantasía. A él le encantará, y tu obtendrás mejores resultados. Haz que tu primer objetivo sea averiguar qué lo motiva, cuáles son sus fantasías sexuales más íntimas, … y usa esta información para provocarlo y excitarlo, incitándolo a seguir sirviéndote incondicionalmente y aceptando una relación con una dirección más femenina.

Hay oportunidades; él fue quien demostró interés inicialmente, y quien te sugirió un posible cambio en la forma de vida hacia uno que cumpliera sus fantasías, y que era apenas un simple juego de dormitorio. De esta particular fantasía suya puedes asumir con seguridad que:

  1. Él quiere que ejerzas el poder sobre él incluyendo la humillación y algún tipo de castigo.
  2. Quiere que tu interés y tu participación sean altos y que muestres confianza y exigencia.
  3. Quiere que controles el sexo y sus orgasmos, incluyendo a menudo fantasías de sexo fetichista con accesorios y vestuario adecuados..
  4. Quiere renunciar a su control y cedértelo.
  5. Tiene un gran interés por tu cuerpo y por servirte como mujer.

Aunque sin duda al principio estés abrumada y posiblemente confusa, recibir tal atención desenfrenada y entusiasta por parte de tu hombre no sólo se convierte rápidamente en diversión, sino que resulta increíblemente adictiva. Es un hecho que casi todas las mujeres que entran en este estilo de vida rápidamente ven las recompensas, y dicen que nunca elegirían volver a la forma que solían tener sus relaciones con su hombre. Con un poco de variación y de planificación, puedes disfrutar de los ricos placeres personales del hombre que amas mientras juegas con su fantasía.

El truco para entrenarlo y mantenerlo motivado consta de dos elementos; un cierto control de sus orgasmos para asegurarte de que la masturbación no lo sume en un estado constante de indiferencia sexual / emocional, y una dosis regular de excitación para mantener activa su energía sexual.

Vamos a tratar con el primer punto, la gestión del orgasmo, que a menudo se llama castidad o se asocia con ella.

Castidad – Una clave importante en una relación dirigida por la mujer

Es una observación común que los hombres tienden a ser sexualmente promiscuos. Dejados a su propio antojo, los hombres optarían por tener múltiples parejas, extendiendo su “semilla” lo más ampliamente posible. El sexo es rápido, a menudo brutal, y se centra en un solo objetivo – la eyaculación. La eyaculación deja a los hombres agotados y, a menudo, decepcionados. Dejan de centrarse en su pareja o en la imagen que provocó su fantasía masturbatoria. Parece que el hombre después de la eyaculación pierde las señales biológicas y emocionales, y comienza a buscar a su siguiente pareja sexual. No es de extrañar que las mujeres estén tan insatisfechas con sus parejas masculinas …

Las relaciones dirigidas por mujeres requieren que el varón supere esta predisposición biológica y el condicionamiento cultural que la refuerza. Las relaciones dirigidas por una mujer requieren que el hombre encuentre el máximo placer en el placer de su pareja, en lugar de subordinar su placer al suyo. Esta reorientación es un reto profundo para un hombre, que sin duda explica el bajo (pero creciente) porcentaje de relaciones dirigidas por mujeres.

Un programa de castidad es la mejor manera de que los hombres se reorienten para ser adecuados para una relación dirigida por una mujer. Por castidad quiero decir que el varón no tiene orgasmo a menos que sea en presencia y / o con permiso de su compañera.

Algunas mujeres y sus parejas prefieren que el hombre mantenga la castidad mediante la autodisciplina. Otras prefieren la idea de usar un cinturón de castidad para hacer cumplir su castidad. No hay una manera correcta de practicar la castidad, pero la mayoría está de acuerdo en que un hombre que practica la castidad está expresando un profundo respeto por su pareja y por las mujeres en general. Muchos hablan de su castidad como un regalo de su sexo y su energía sexual a su superior femenina y al sexo superior del cual ella forma parte.

Para un hombre acostumbrado a la masturbación sin límites, la castidad es un reto profundo. Sin embargo, es un desafío que vale la pena emprender porque puede ayudar a transformar la relación de un hombre con su pareja. Casi todos los relatos sobre un régimen de castidad señalan que el hombre se vuelve mucho más atento a las necesidades de su pareja, sirviéndola mejor sexualmente y en una miríada de otras formas que son agradables para ella. Las múltiples tradiciones religiosas que usan la castidad / abstinencia como un elemento clave de su práctica espiritual y de la orientación al servicio tienen, definitivamente, alguna base.

Decide restringir sus orgasmos a situaciones en las que primero te haya dado abundante placer de alguna manera, sea sexualmente o de otras formas. Si su necesidad de masturbarse es simplemente demasiado abrumadora, como suele ser el caso, aliéntalo / ordénale que practique la masturbación hasta el borde del orgasmo y que pare antes de alcanzarlo.

En algunas relaciones dirigidas por mujeres incluso se le puede pedir al hombre que, ocasionalmente, proporcione servicio sexual con su pene renunciando a su propio orgasmo, un profundo desafío mental y físico.

Otras relaciones dirigidas por mujeres están orientadas de manera que el hombre casto ofrezca a menudo servicios sexuales de múltiples maneras, pero sin usar su pene. En última instancia, es asunto tuyo decidir la mejor manera de gestionar la castidad en tu relación. Es importante entender, sin embargo, que la castidad es una gran manera de mantener a tu hombre sumiso sintiendo y expresando su sumisión a ti.

La importancia de excitarlo

Como he mencionado antes, un paso vital para volver loco a tu hombre, y controlar o influir  en su comportamiento, radica en comprender y saber lo que imagina o desea en sus fantasías. Realmente no debes subestimar lo crucial que es tener al menos alguna noción sobre las fantasías sexuales de tu hombre, así que trata de no tener miedo de hablar con él sobre esto tan abiertamente como sea posible. En este momento, es justo decir que tiene una clara fantasía sobre ser dominado sexualmente de alguna manera por una mujer segura y poderosa, pero ¿cómo, y de qué manera exactamente? Aquí hay algunos de los temas de dominación femenina más populares que tu hombre puede anhelar en sus fantasías verbalizadas u ocultas.

Temas populares de “dominación femenina”:

  • Dominatrix (También llamada “dómina” – una mujer que toma el papel dominante en la sumisión, la disciplina y el sadomasoquismo (derivado del placer de someterse a abuso físico o emocional)
  • Flogging (también llamado azotar o apalear)
  • T & D ( “Tease and denial” “Excitar y denegar” – usado para describir cualquier técnica que implique la estimulación sexual del hombre para causarle una excitación intensa sin llegar al climax)
  • Pegging (Penetración anal – práctica sexual en la que la mujer penetra el ano del hombre con un consolador sujeto con correas)
  • Feminización forzada (También conocida como “sisificación” – la práctica de cambiar el género de un hombre sumiso, por lo general a través del travestismo (“cross-dressing”), en que el hombre lleva vestuario femenino, que va desde usar ropa interior femenina a estar completamente vestido y maquillado como una mujer)
  • Lluvias doradas (Una parafilia en la que la excitación sexual se asocia con la vista o el pensamiento de la orina o la micción)
  • Ingestión de semen (Un fetiche por el cual el hombre después del orgasmo es forzado a limpiar y tragar su líquido seminal)
  • Castidad forzada (Usando un dispositivo diseñado para prevenir la masturbación o las relaciones sexuales)
  • Cuckolding (Puesta de cuernos – Un fetiche que describe el deseo del hombre de observar a su pareja mientras tiene relaciones sexuales con otro hombre)
  • Bondage (Ataduras – Estar atado o retenido de alguna manera como un esclavo)
  • Tortura de pene y testículos (también llamada “Ball busting” – una actividad sexual que implica la tortura de los genitales masculinos)
  • Face sitting (Sentase en la cara (también conocido como “queening” – la mujer se sienta sobre la cara del varón, para permitir o forzar el contacto oral-genital o oral-anal)
  • Juegos de cera (Se hace gotear cera caliente de velas sobre la piel desnuda de una persona o se vierte con una cuchara)
  • Orgasmos arruinados (Se proporciona estimulación sexual hasta el momento en que el orgasmo es inevitable, y luego se detiene rompiendo todo contacto físico con los genitales justo cuando comienza)

En cualquier caso, que decidas o no ejecutar algunas de sus fantasías es totalmente asunto tuyo. A menudo, simplemente sugerir a tu hombre que sus fantasías pueden hacerse realidad algún día, es todo lo que se necesita para obtener el resultado deseado. Lo que es importante entender, sin embargo, es que él estará mucho más satisfecho y mucho más ansioso por satisfacer todos tus deseos si conoces sus ” secretitos sucios”. No subestimes el valor de poder aprovechar lo que despierta sexualmente a tu hombre. Algunas de sus fantasías pueden ser demasiado personales o vergonzosas para que él las comparta contigo. En ese caso, puedes invitarle juguetonamente o, cuando esté excitado, ordenarle que te escriba algunas de ellas y que te las envié. Tal vez ya conoces algunas de sus fantasías. No lo juzgues por lo que fantasea. Realmente no puede evitarlo, es simplemente lo que le pasa por su cerebro. Lo que debes hacer es infiltrarte en sus fantasías; saber lo que le excita para poder utilizar esa información para ejercer más control e influencia sobre él.

La conclusión es que si no canalizas de alguna manera la energía sexual que deriva de sus fantasías sexuales, encontrará otras maneras de alimentar su curiosidad o su hambre, así que ¿por qué no disfrutar y jugar juntos? No sólo se trata de aprender a provocarlo físicamente, sino también mentalmente. Después de todo, es a través de su mente como conseguirás influir más en el cambio de su actitud y su comportamiento hacia la aceptación de una relación más dirigida por la mujer. Recuerda también que expresar los secretos de su alma es algo dolorosamente difícil de hacer sin la seguridad de que la mujer que comparte la relación lo aceptará y lo valorará como un regalo precioso. Valora y aprecia la confianza que él está dispuesto a poner en tus manos.

¿Para quién es?

Para terminar, permíteme compartir una última reflexión. El fundamento de la autoridad femenina en una relación dirigida por la mujer exige que ella domine al varón, y que él la adore, la sirva y se someta a ella. Sin embargo, por definición, para que la mujer domine, debe tener a alguien sobre quien pueda ejercer su autoridad. Piensa en un planeta poblado sólo por mujeres dominantes, y sin hombres sumisos. Cuando todo el mundo es dominante, nadie es dominante; sin abejas obreras, no puede haber abeja reina. La presencia de un hombre sumiso es lo que otorga a la mujer su oportunidad de dominar. En última instancia, entonces, la dominación femenina nunca puede ser realmente TODO sobre la mujer. Más bien, se trata de que la mujer sea dominante como se ve a través de los ojos de un varón que reconoce su superioridad y obtiene placer y satisfacción personal al adorarla y someterse a su autoridad.

Por lo tanto, ambas mitades de una relación liderada por la mujer son igualmente importantes, con cada una de ellas empoderando al otro en sus respectivos roles. Cada uno experimenta recompensas emocionales y físicas que se alimentan del otro. Es el Yin y el Yang. Es una relación simbiótica clásica como las que tan bien se conocen en la madre naturaleza.

¡Buena suerte y diviertete!

Entreviste a I

Bueno pues ahí va la entrevista (cómo me gustan estas sopapolleces! Me siento como una blogger de estas famosas jijiji). Si tenéis alguna pregunta más, la contestaré ya en los comentarios.

cropped-collar-femdom-fetish-heels-sahibe-shoes-favim-com-109225_large1.jpg

¿Te has planteado alguna vez un cambio de rol y ser sumisa temporalmente? A ver la sumisión la traigo de serie, la mujer por el hecho de ser mujer ya lo es. Pero si a lo que te refieres es ahora. Ya en algún post hablé de esto y sí me gustaría probar algún día, pero algo muy muy light. Atar, cachetes y así.

¿Qué perfil abunda más entre los sumisos en su vida real? (me refiero a si son mayormente tímidos, o poderosos, o pobres, o ricos o de todo más o menos igual… Pues generalmente, suelen ser tipos con altos cargos. Eso no quiere decir que “mis sumisos” lo sean. Así por recordar he conocido sumisos profesores, vicepresidentes, médicos, escoltas de altos cargos…

¿Qué te excita más, dar órdenes o que el sumiso te de lo que quieres sin que tengas que pedírselo? Me gustan ambas, pero si he de elegir me quedo con la última. El hecho de que un perrete sepa como se tiene que comportar, hace entrever que está “enseñado”.

¿Pueden convivir juntos varios sumisos (por ejemplo tener dos perretes por casa a la vez) o mejor de uno en uno para que no haya peleas por tu atención? Si te refieres a relacionarme con dos a la vez. No me gusta tanta gente. Ahora en un caso puntual no me importaría jugar con 2 perros a la vez.

Si no te habías planteado la situación anterior, la de tener más de un perrete en “casa” a la vez ¿Te seduce la idea? Ya he contestado arriba.

¿Saben tus amigas o conocidas de tu faceta dominante?Amigas muy cercanas, sí.  ¿Te gusta alardear de ello? No, pero básicamente porque no suelo alardear de nada en la vida. Soy una persona bastante humilde.

¿Qué es lo que más te gusta de ser ama? El poder ejercido.

¿Podrías tener una relación vainilla a largo plazo? Si, por qué no? Al final, lo que importa son las personas que componen el puzle y si se está agusto por qué no? Pero la verdad, es que no me atrae mucho. Me costó demasiado estar aquí como para volver atrás. Podría tener una mezcla de ambas. No demasiado FemDom, pero no todo vainilla.

¿Cómo sobrellevas los micromachismos diarios? Pues más veces que menos mordiéndome la lengua. Estamos llenos de ellos. Otras veces no me puedo resistir y salto.

¿Que opinas de Elise Sutton? En su día, su libro fue de gran ayuda para mí, ahora creo que estamos a unos años luz.

¿A qué edad sentiste curiosidad por el femdom? No sé si por el FemDom propiamente dicho o por la dominación, pero desde pequeña. En este post hablo de ello https://losmundosdei.wordpress.com/2013/08/21/una-domina-sin-estudios/Siempre he sido dominante en todo lo que hago en mi vida.

¿Cuánto tiempo llevas desde entonces? Si hablamos desde ese post, pues unos 33 años, si hablamos desde que me propuse dar una vuelta de tuerca a mi vida, unos 10 años.

¿Eres tan maravillosa como aparentas? Soy mejor 😛

¿Cómo surgió la idea de este blog? Sobre todo porque necesitaba contarle a alguien cómo me sentía. Por entonces no me atrevía a contarle a nadie todas estas taras mentales mías. Y también por dar continuación a aquel tan bonito que era “Adoro a I”.

Una un poco personal, pero espero me permitas la licencia. ¿Comida preferida? la de coño :P. Perdón, pero me lo has puesto a huevo. Realmente no tengo una comida preferida, me gusta mucho comer así que me vale todo.

¿Crees que es propio o impropio de una dómina sentir deseo de ser abrazada o de otra muestra de cariño de su perro/sumiso? Es propio de personas, independiente de si eres ama, perro o bombero. Sé que hay amas malas, malísimas que no les gusta mostrar afecto. A mi me encanta. Siempre he dicho que vivimos en un mundo en el que nos tocamos poco. De hecho creo que debe ser harto aburrido y cansado, mantenerte siempre como la Srta. Rottermeyer. Me gusta que me abracen y me mimen, mucho. Y también me gusta abrazar y mimar.

Uno de tus atractivos es que combinas las seguridad de una mujer de 40 con frescura y diversión de adolescente. Cómo te ves dentro de 10 años?  Cómo te imaginas? Bfff qué pregunta tan difícil. Bueno en primer lugar agradecerte tus palabras, me agrada mucho saber que me veis como una adolescente. Hace unos años un amigo me regaló una nueva edición de Pippi Calzaslargas y me puso unas palabritas tales como “Espero que nunca pierdas las trenzas”, esta frase hacía referencia a algo así como tienes las frescura de Pippi y también esa madurez que mostraba viviendo sola.

Si te digo la verdad, no lo sé. No me gustaría perder mi frescura. Pero no te puedo decir. En 10 años mi vida ha cambiado tanto, que no sabría decirte.

Pero si te puedo decir como me gustaría. Quizá seguiría viviendo sola, pero con un perrete digamos más o menos fijo (ya sabéis que no me gusta mucho juguetear con muchos perros a la vez). Y disfrutando con la madurez que se le presupone a una mujer de 50.

Una entrevista

SumisoP me ha dado una idea, en un comentario del post de la entrevista de Ama Blanca, pregunta que para cuando una entrevista a I.

Pues vamos a jugar, que al fin de cuentas es lo que más me gusta. Propongo que seáis vosotros quien hagan las preguntas y yo las contestaré en una entrada.  Podéis dejar vuestras preguntas en los comentarios.

Por supuesto, ahorraros preguntas de nivel personal y/o que tengan que ver con mi vida privada porque no las voy a contestar.

CrQdgedW8AAowU6

Música y BDSM (2)

Como ya comenté en una anterior entrada, el BDSM o mejor la sumisión está implícita en algunas canciones.

En aquella  entrada ya os hablé de Doctor Deseo. En su último disco lo vuelve hacer con este tema.

El Placer de Conspirar de Doctor Deseo

Que este beso
Sea un verso desesperado
Por colarse entre tus piernas.
Que tu saliva
Sea una ola tempestuosa
Surfeada por tu lengua
Donde mi piel se ahogue.
Y ahora me atas
Y me preguntas si soy tu esclavo.
Y yo te digo SÍ­, por supuesto.
Que tus palabras,
Que con cariño dicen barbaridades,
A veces tiernas, A veces sucias,
¡Ay, mi amor, qué bien me sientan!
Que fantasí­a y realidad
Hoy van juntas de la mano.
Yo te cuido,
Tú me cuidarás a mí­.
El placer de conspirar,
Poner el mundo del revés,
Como dos niños traviesos.
Una chispa en la mirada.
Es el momento
De asaltar el Paraíso.
Ahora tú mandas,
Ahora soy yo,
Luego los dos,
Después mejor,
Ninguno.
Y así bailando,
Tan divertidos, tan despreocupados,
Haremos que Sodoma y Gomorra
Sean solo un juego de niños.
Que fantasía y realidad
Hoy van juntas de la mano.
Yo te cuido,
Tú me cuidarás a mí.El placer de conspirar,
Poner el mundo del revés,
Como dos niños traviesos.
Una chispa en la mirada.
Es el momento
De asaltar el Paraíso. 

Otro tema que me ha llamado la atención ha sido “I’m your man” de Leonard Cohen, una manera muy bonita de cantar la entrega a una mujer.

I’m Your Man de Leonard Cohen

(Traducida)

Si quieres un amante
haré todo lo que me pidas
si quieres otro tipo de amor
me pondré esta vieja máscara por ti
y si quieres un compañero,
toma mi mano
o si quieres golpearme con rabia
aquí estoy,
soy tu hombre

Si quieres un boxeador
saltaré al ring por ti
y si quieres un médico
examinaré cada pulgada de ti
si quieres un conductor
súbete
o si quieres dar una vuelta conmigo
sabes que puedes,
soy tu hombre

Pero la luna es demasiado brillante
la cadena está demasiado apretada
la bestia no se irá a dormir
me he estado moviendo entre esas promesas para ti
que hice y que no puedo cumplir
Pero un hombre nunca consiguió hacer que una mujer vuelva
arrodillándose
Pero yo gatearía por ti, nena
y caería a tus pies
y aullaría a tu belleza
como un perro en celo
y me agarraría a tu corazón
y lloraría entre tus sábanas
y diría por “favor, por favor”
soy tu hombre

Y si tienes que dormir
un rato, en carretera
yo conduciré por ti
y si tienes que hacer la calle sola
desapareceré por ti
Si quieres un padre para tu hijo
o simplemente quieres pasear un rato conmigo
por la arena
soy tu hombre

Pero la luna es demasiado brillante
la cadena está demasiado apretada
la bestia no se irá a dormir
me he estado moviendo entre esas promesas para ti
que hice y que no puedo cumplir
Pero un hombre nunca consiguió hacer que una mujer vuelva
arrodillándose
Pero yo gatearía por ti, nena
y caería a tus pies
y aullaría a tu belleza
como un perro en celo
y me agarraría a tu corazón
y lloraría entre tus sábanas
y diría por “favor, por favor”
soy tu hombre.

Si quieres un amante
haré todo lo que me pidas
si quieres otro tipo de amor
me pondré una máscara por ti
y si quieres un compañero,
toma mi mano
o si quieres golpearme con rabia
aquí estoy,
soy tu hombre

 

(original)

If you want a lover
I’ll do anything you ask me to
And if you want another kind of love
I’ll wear a mask for you
If you want a partner
Take my hand
Or if you want to strike me down in anger
Here I stand
I’m your man
If you want a boxer
I will step into the ring for you
And if you want a doctor
I’ll examine every inch of you
If you want a driver
Climb inside
Or if you want to take me for a ride
You know you can
I’m your man
Ah, the moon’s too bright
The chain’s too tight
The beast won’t go to sleep
I’ve been running through these promises to you
That I made and I could not keep
Ah but a man never got a woman back

Not by begging on his knees
Or I’d crawl to you baby
And I’d fall at your feet
And I’d howl at your beauty
Like a dog in heat
And I’d claw at your heart
And I’d tear at your sheet
I’d say please, please
I’m your man
And if you’ve got to sleep
A moment on the road
I will steer for you
And if you want to work the street alone
I’ll disappear for you
If you want a father for your child
Or only want to walk with me a while
Across the sand
I’m your man
If you want a lover
I’ll do anything that you ask me to
And if you want another kind of love
I’ll wear a mask for you

Otro de los temas en el que claramente se habla de sumisión es ” I wanna be your dog” de The Stooges. Recuerdo ver un vídeo (es el que os pongo) hace bastantes años, cuando el FemDom sólo era parte de mis fantasías, en el que Iggy Pop ladraba y salía sin camiseta gritando “quiero ser tu perro”, qué excitación me producía ver y escuchar todo eso en conjunto!.

Si a mi un tío me dice “I wanna be your dog” la que cae rendida a sus pies soy yo 😛

I wanna be your dog – The stooges

(Traducida)

Un caos
Te quiero aquí
En mi habitación
Te quiero aquí
Ahora vamos a estar
Cara a cara
Y voy a poner la derecha abajo
En mi lugar favorito

Y ahora quiero
ser tu perro
Ahora quiero
ser tu perro
Ahora quiero
ser tu perro
Bueno vamos

Ahora estoy listo
Para cerrar los ojos
Y ahora estoy listo
Para cerrar mi mente
Y ahora estoy listo
Para sentir tu mano
Y perder mi corazón
En las ardientes arenas

Y ahora quiero
ser tu perro
Y ahora quiero
ser tu perro
Ahora quiero
ser tu perro
Bueno vamos

(original)

So messed up
I want you here
In my room
I want you here
Now we’re gonna be
Face-to-face
And I’ll lay right down
In my favorite place

And now I wanna
Be your dog
Now I wanna
Be your dog
Now I wanna
Be your dog
Well c’mon

Now I’m ready
To close my eyes
And now I’m ready
To close my mind
And now I’m ready
To feel your hand
And lose my heart
On the burning sands

And now I wanna
Be your dog
And now I wanna
Be your dog
Now I wanna
Be your dog
Well c’mon

Y esto es todo por el momento, si conocéis más temas donde se trate la sumisión me gustaría conocerlos.

Azotes

I