Desayuno con P, merienda con N.

P (sí, lo pongo en mayuscula pq para mi eres un tío en mayúsculas) es ese perrete maravilloso que toda ama querria tener, pero tiene una tara.

LLevabamos tiempo sin vernos, desde un día que estuvimos comiendo en un restaurante molón cerca de mi trabajo. (ayyyy madre como me puse de zampar!), quedamos para desyunar. Imaginad lo que he de querer yo a este hombre, que me acerqué hasta donde vive para desayunar juntos. Charlamos de varias cosas y de mi retirada del mundo FemDom. Oye pues basta que escupas para arriba, para que te caiga en toda la jeta.

Por la tarde, me puse en contacto con N, del quien ya os he hablado alguna vez, necesitaba ayuda técnica para un tema que me traigo entre manos. El tema es que el día anterior le había puesto un mensaje pidiendole ayuda, a lo que dijo que me llamaría al día siguiente.

– Oye N, me vas a ayudar?

– Joder Si
Perdona
Te llamo en un rato
Me pongo a tus pies pidiendo perdón, mi señora.

N es un salao de la vida y a veces me suelta perlitas así y a mi me hace volverme loca de la risa. Mi contestación no pasó de un tímido “mmmmm” y “jajajaja

-Calla anda
Q me pongo malo
– jajjajaj
anda rollero, cuentame del tema que tenemos a medias.
– Solo si me follas la boca.

-jajjajjaaj
deberias comerme el culo y hacer tus deberes en vez de pedir
– Estás libre?
Jajaja
–  jjajajaajjajaaj
– Me río pero iría
– tienes que trabajar
– Y?
– vente a tomar café si quieres
Entre medias me envia un montón de información técnica, con precios y tal para que sepa de lo que estamos hablando.
-Ahora solo falta q me comas el coñito
-Jajajajajaj
Q haces hoy?
-Tengo que salir
– a q hora?
-A las 6
-ya me tienes con un nudo en el estomago….
me pones mailisimo hija de tu madre
jajajaja
– Qué rollo tienes
– te mandaria una foto de la erección que tengo ahora mismo pero estoy en la oficina y además no creo q me la quieras ver
jajajaja
-Qué guarro eres
– sé q mi rol es comerte el coño y hacerte gozar
Aunque te aseguro q me vuelve loco comerte el coño
y el culo y lo que sea
jajajaja
me has hecho resistir mi corrida
cosa q me vuelve loquisimo
-Ahhh q tb quieres correrte?
-y una vez me diste permiso para correrme
-pero bueno….ya vale…. q me aprietan los pantalones como una morcilla de burgos
– Mmmmm
Jajjakaka
– Nooooooooooo q te tienes que ir …. y entre q charlamos y tomamos un café, a lo de no correrme no da tiempo y a comerte el coño …. q es lo principal…tampoco
tendrías q recibirme desnuda en la cama y yo ir ya de rodillas a comerte enterita
jajajajajaja
– Pues vente no hables, abro la puerta, me comes el coño y te vas
-IIIIIIIIIIIIIIIIIII
– Ni café ni hostias

Así SÍ!

,,,

Cuatro etapas para el cornudo

Agradecemos a g.- la rápida traducción del texto, a este paso se va a convertir en el perrete traductor oficial de Los mundos de I.

Bien, me parece que, cuando las circunstancias lo permiten, vale la pena ampliar la experiencia del cornudo para que el sumiso aproveche al máximo los subyugadores efectos de cada etapa.
(Restricciones en la vida del sumiso. En cada una de las cuatro etapas se aplicaran las siguientes restricciones. El sumiso nace de nuevo a la virginidad, se mantiene en castidad, no habrá tenido un orgasmo durante un buen tiempo y no tendrá otro durante otro buen tiempo).

Etapa 1: una ubicación diferente. Lo dejarás solo en casa, posiblemente con una lista de quehaceres, mientras te vas a tener sexo con otro. Él sabrá exactamente lo que sucederá. Tú se lo habrás dicho. Cuando vuelvas a casa, se lo puedes contar todo con todo lujo de detalles. Quizás harás que te lama mientras se lo cuentas; y él se dará cuenta con todos sus sentidos de que hace poco que has tenido mucho sexo. Sexo mutuo, gratificante, recíproco e íntimo que él nunca disfrutará y nunca tendrá.

Etapa 2: una habitación diferente. Tal vez la etapa 1 solo haya sucedido una vez, tal
vez varias veces, pero luego viene la etapa 2. Tu amante vendrá a casa. Tu sumiso debe arrodillarse ante la puerta de la habitación y escuchar, o bien estar atado en otra habitación y escuchar TODO lo que suceda a través de un monitor para bebés. Antes de que tu amante se vaya, deberá darle las gracias por haberle proporcionado a su esposa un placer sexual íntimo totalmente satisfactorio que él nunca podrá darle.

Etapa 3: Amordazado y atado en la misma habitación. Con las muñecas atadas detrás, e, idealmente, atado por los huevos a la barandilla de los pies de la cama y con la polla preparada para recibir fuertes golpes y / o aplicaciones de Deep Heat* o similar.
Cuando esté llorando, la excitación de los amantes aumentará y él verá como se satisfacen completamente el uno al otro, se acurrucan juntos para descansar, y tal vez repiten la tortura de su polla y vuelven a hacer el amor más dulcemente.

Etapa 4: Ayuda. Con su dispositivo de castidad puesto, vestido de niña estilo sissy, inquieto, y en pie al lado de la cama exhibiendo plenamente su castidad. Cuando se leindique, dará o retirará a los amantes lo que le pidan: vibradores, masajeadores,
consoladores, arneses, lubricantes y todo lo que necesiten para su placer. Deberá lavar cualquier objeto que haya sido insertado y terminar su limpieza con una toallita higienizadora. Será ignorado en todo lo que no sea esa recogida y entrega de materiales.
Cuando finalmente termine el sexo, los amantes se acurrucarán y se dormirán para descansar mientras el marido se quedará quieto, esperando su despertar. Soñando con la intimidad, el sexo y la cercanía de su esposa. Él la verá disfrutando pero nunca se permitirá hacerlo con él.

NOTAS: Dos usos para el marido cornudo que no he mencionado
El consolador humano. En caso de que uno de los amantes disfrutara con la penetración, podría ser atado en la cama boca arriba a un lado de la gran cama. Con un collar se le mantiene la cabeza muy quieta. Se le pone un consolador mordaza en la boca, de manera que lo mantenga hacia arriba. Uno de los amantes se sienta sobre su cara para empalarse en el consolador. Él no tendrá los ojos vendados. Le pellizcará los pezones hasta que gima y quizás sus lágrimas fluyan. El otro amante se sentará sobre su pecho y ambos amantes se besarán y se acariciarán apasionadamente. Se moverán arriba y abajo y ella presionará su clítoris con masajeadores. Tras disfrutar de enormes orgasmos, los amantes caerán suavemente en medio de la cama, dejando a un lado a su dildo humano e ignorándolo mientras continúan el acto sexual. El collar solo le permite ver el techo, mientras escucha con tristeza, frustración y asombro. Oye la respiración pacífica del sueño mientras los amantes descansan durmiendo. No tiene ni idea de lo que sucederá cuando se despierten.

La jabonera humana. El macho cornudo estará de rodillas, con las muñecas aseguradas a la espalda y su dispositivo de castidad, que habrá estado funcionando durante muchos, muchos días, puesto. Se arrodillará junto la parte central de una larga bañera sosteniendo con la boca una gran pastilla de jabón. Su esposa y su amante se sentarán en cada extremo de la bañera, llena de agua caliente y de suaves burbujas.
Beberán champaña mientras le ignoran por completo. Después de unos veinte minutos, su esposa se arrodillará en el baño y su amante cogerá el jabón de la jabonera humana, y la lavará y acariciará con sus manos suaves y resbaladizas por el jabón, deteniéndose aquí y allá. Al terminar volverá a ponerle en la boca la pastilla de jabón húmeda.
Entonces el amante se arrodillará y su esposa se pondrá de pie. El marido, desnudo y
sexualmente negado, verá como las manos del amante exploran el cuerpo resbaladizo y jabonoso de su esposa, disfrutando de lo que nunca se le permite y nunca se le permitirá hacer. Ocasionalmente, la barra de jabón húmedo puede ser presionada en su boca.
Terminado el baño, los amantes se levantarán y se secarán con suaves y calientes toallas. Secos y contentos, arrojarán las toallas sobre la cabeza del cornudo y saldrán, apagando la luz. Él se quedará solo con las toallas mojadas sobre su cabeza y la barra de jabón en la boca. No tiene ni idea de por cuanto tiempo.

https://msscarletuk.wordpress.com/2018/02/10/four-stages-of-cuckolding/

Entre enfermeros anda el juego

Pfff, pues llevo una semana para contar esto y no sé ni como hacerlo. Creo que es una de las situaciones más morbosas que he vivido en mi vida y a la par la que también no me hace sentir muy bien.

Hace unos días fuí a una fiesta, en esa fiesta imaginé que coincidiría con el enfermero vainillica. Como ya os dije en post anteriores me sigue dando un morbo increible y esto me asustaba un poco. Él llegaría más tarde y desde el minuto 1 estuvo excesivamente cariñoso conmigo, cosa que me agrada muchisimo, mejor así que comportarse como un gilipollas (apunta N ahora que sé que sigues leyendo ;)). Llegó el momento de irnos, se acercó y me preguntó; -venís a tomar algo?. No las tenía todas conmigo pq mi amiga se marchaba y yo quedarme con un grupo de gente donde no conocia a nadie no me apetecía nada. Pero me lié la manta a la cabeza y accedí a ir a tomar algo. Fuimos caminando varias personas por la noche madrileña, que es algo que me apasiona. No sé cómo, terminamos él y yo sólos caminando. Hasta ese momento todo había sido muy correcto, aunque como digo anteriormente desde el minuto 1 percibí su interés, no me daría cuenta de sus intenciones hasta que subimos a su casa un momento y me rozó la tripa con la mano.

Salimos de su casa y fuimos a un garito de copas, me sentí muy agusto ya que él estuvo todo el rato pendiente de mí, integrandome constantemente con el grupo de gente con quien estaba. La conversación era muy interesante y me sentía muy cómoda allí con él hasta que de repente empieza a hablarme del blog.

Bueno meteré un inciso aquí, en un momento de la noche me estaba acariciando la axila y una tia se me acercó y me dijo, cómo te lo pasas tú sola… ahí estaba yo solita tan ensimismada con mi axila.

Me moría de la vergüenza de saber que estaba leyendo todo lo que había puesto, pero seguimos entre risas hablando de “mis cochinadas”. De repente me dijo “I te puedo invitar a una copa” y eso en el código vainilla solo tiene una lectura.

Cerraron el garito y me invitó a tomar la última en su casa, de camino a su casa ya le entré, para qué perder más el tiempo. Paseamos por un parque mientras el relataba cada cosa de mi, es un tunante pq quería hacerme sentir muy bien, y la verdad es que lo consiguió.

Ya en su casa me pidió que me quedara a domir y así hice. Aunque dormir, lo que se dice dormir no dormí nada. Me comió enterita, con ganas, como sabe que me gusta. Facesitting, culito, me lo folle rico rico. Follar con N es una delicia. Conoce muy bien mi cuerpo, como estimularme, como hacerme gozar. Me hubiera molado gozarmela más, pero a las 11 de la mañana tuve que irme corriendo a una reunión familiar. Ahí dejé al enfermero vainillica bien palote y sin haberse corrido ni una vez (hola N!). Como digo salí corriendo y no me dió tiempo ni a ducharme, así que me llevé todos nuestros fluidos puestos.

Ya en la reunión familiar recibo un mensaje de mi enfermero favorito. -Hola I, qué haces? Comemos?

La verdad es que estaba muertita de sueño pero no me gusta dejar tirada a la gente con la que quedo y le dije;

-No he dormido nada, estoy muerta. Anoche de fiesta y luego he tenido reunión familiar, aun estoy con ellos. Pero bueno vente a casa a las 14horas.

Total que me enredé y llegué 15 minutos tarde. Mi enfermero favorito ya me estaba esperando, subiendo el ascensor empezó a besarme y a decirme que le daba mucho morbo con esa ropa que llevaba (al otro enfermero tambien, pq me estuvo relatando todo el modelito que llevaba puesto diciendome q le daba un morbo atroz), abrí la puerta de casa y empezó a bajarme las medias; Oh my dog! me quiere comer el coño y yo estoy sin duchar.

-J espera que me queiro dar una ducha que estoy toda sudada de toda la noche, además en algún baño no había papel, dejame que tome una ducha rápida.

– Ni hablar! mejor toda sudadita, mmm con lo rica que estás.

Así que mi enfermero favorito empezó a comerme el coño de rodillas en mitad del pasillo, yo no podía parar de pensar en el rabo del enfermero vainillica dentro de mi. La verdad es que no podía quitarme de la mente todos esos fluidos en mi y a J lamiendo mi coño como si no hubiera mañana, todo aquello me produjo una excitación extrema, tanto que la humedad me corria por las pantorrillas, J estaba emocionado.

– Madre mía I, hoy si que estás a tope.

Cierto es que fue una situación supermorbosa, pero creo que no me porté bien, aunque insistí en varias ocasiones en pegarme una ducha y no me dejó.

100.000!!!

Más de 100.000 visitas.!!!

Hace tiempo escribí en un post que si llegaba a las 100.000 visitas o me desnudaba o cerraba el blog.

Lo prometido es deuda !

20170228_1231521.jpg

Como siempre, os agradeco que sigais siendo participes de mis mundos. Nada de todo esto habría sido posible sin mis fieles perros.

20170228_1230081.jpgGracias!

Un entrante de Lujuria

Masaje

El masaje sensual es una práctica antigua que practicaban tanto los adultos como los jóvenes. Combina lo físico con lo espiritual y, bien hecho, puede ser tan sensual y sexual como uno quiera.

La clave para dar y recibir un buen masaje sensual es la preparación. Ahora, si miramos unos siglos atrás, esto probablemente hubiera significado matar a una bestia salvaje cercana y encender una hoguera, pero actualmente las cosas son un poco más complicadas (aunque dicho esto, matar a una bestia salvaje es bastante complicado para la mayoría). Los expertos sugieren que para relajarse de verdad, deberíamos encender algunas velas aromáticas, poner un CD romántico, colocar unas sábanas limpias, dejar preparadas unas toallas nuevas y apagar el móvil!

También necesitaras un poco de aceite para masajes. Hablando de aceite, es muy importante recordar que el aceite puede estropear los condones de látex por lo que es importante utilizar un condón que no sea de látex como el Durex Avanti (lo encontrarás en la sección de Productos de la página principal) si estará en contacto con el aceite.

1218525428780_f

Ahora, antes de seguir más, es importante hablar con tu pareja para que sepa exactamente lo que es un masaje sensual. Descríbelo como una actividad sin prisas, lánguida, lujuriosa que incluye la desnudez y el contacto íntimo, y algunas aliteraciones según parece.

Así que allí vamos. Para empezar, golpea débilmente el cuerpo de tu pareja con las puntas de los dedos (empieza por su espalda). Tómate tu tiempo, no tengas prisas. Si las tienes entonces estás perdiendo el tiempo y para colmo una gran oportunidad. Desplázate de una parte de su cuerpo a otra pasando por los hombros, brazos, muslos, pantorrillas y nalgas.

Cuando tu pareja ya esté totalmente relajada, que no dormida, empieza el masaje sensual vertiendo unas dos cucharadas de aceite de masaje en tus manos y luego frótalas hasta que el aceite esté caliente. Esto es muy importante si no quieres que tu pareja grite y eche a perder el momento. Ahora, utiliza tus manos para hacer largas caricias deslizando tus manos por su cuerpo asegurándote con tu pareja de que la presión es buena.

Cuando hayas pasado por todas las zonas clave de su cuerpo (hombros, brazos, muslos, pantorrillas y nalgas) haz movimientos más cortos y más profundos. Para realizarlos necesitarás el peso de tu cuerpo más que la fuerza de tus brazos pero recuerda que debes ser suave. No es un combate de lucha libre y a tu pareja no le impresionará como pones a prueba tu fuerza.

Mientras sigues masajeando a tu pareja con movimientos más profundos y cortos, recuerda masajear sus pies, pasar por sus nalgas y si estás masajeando a una mujer acuérdate de masajear suavemente sus pechos. Cuando creas que ya es el momento, empieza a deslizar tus manos despacio por sus piernas. Roza sus genitales y provócale masajeando el interior de sus muslos. Finalmente, cuando creas que ya has despertado su energía erótica, pide tu turno y pasa a actividades sexuales más explícitas como la masturbación.