Mutilados Emocionales

Cuando leí este post de Coral Herrera me encantó el adjetivo que les colocó a ese tipo de hombres.

Nena, no te enamores de mí. Es la frase favorita que te sueltan después del primer polvo los machos alfa, esos chicos guapos que hacen gala de su mutilación emocional y sentimental. Se caracterizan porque se sienten muy deseables, y se enorgullecen de su soltería y de su aspecto de “chico duro”. No les avergüenza su discapacidad para hacer el amor desnudos. Puede que se quiten la ropa para follar, pero no la coraza: no quieren complicarse la vida, no quieren sufrir, no quieren mostrar su vulnerabilidad y sus miedos, no quieren perder su libertad, no quieren comprometerse, ni compartirse, ni intimar, ni profundizar en una relación.

Estaréis pensando qué significa toda esta hostia con la que os vengo. Bueno para los que no leéis los comentarios, os voy a refrescar la memoria.

El jueves “conocí” a este tipo, al día siguiente por mera casualidad, me lo volví a encontrar. Bueno, yo creo que él buscó la casualidad y se acercó por la zona en la que yo vivo a ver si me veía, cierto es, que es harto complicado que eso ocurriera, normalmente suelo salir a correr más tarde y ese día salí antes. Ya de regreso a mi casa, venía caminando y disfrutando de la música, cuando de repente se me avalanzan 2 perros, levanté la cabeza y eras los perretes del rockerillo, más atrás venía él. La verdad, es que me hizo una ilusión tremenda. Yo no le había ni escrito, ni llamado, pero él no dejó pasar la oportunidad.

– Dame tu teléfono y así me pasas info por wapp.

Le dí mi teléfono y enseguida me agregó a sus contactos, se prestó voluntario a acompañarme a casa y el seguiría paseando con sus perretes.

Subí a casa y mientras preparaba la comida no paró de mandarme msj y en uno de ellos vendría el ofrecimiento para vernos el finde. Yo lo tenía algo complicado pq salía fuera de la ciudad, pero le dije que el domingo sobre las 20 h estaría ya en Madrid. Seguimos wasapeando toda la tarde (y mira que lo odio) hasta que tuve que irme. El viernes era un día algo especial para mí y hacía que estuviera algo nerviosa, pero al estar ensimismada con este hombre no reparé en ello.

Llegó el domingo y fuimos a tomar algo a un bar, donde sólo había machitrones viendo el fútbol, pero bueno lo importante era estar juntos charlando. Hablamos de muchas cosa, pero en seguida reparé en que era un mutilado emocional, porque sin yo pedirle explicaciones se encargó de decirme que aun tenía muy reciente lo de su ex, que lo hacía regular en las relaciones, que podía hacer mucho daño bla, bla, bla. Me recordó en cierta medida el enfermero vainilla. Me hacen gracia esos comportamientos de niñato inmaduro, tío, quiéres echarme un polvo?, échamelo y calla la boca, cansaoooo!

La noche discurria divertida, yo ya llevaba 6 vinos lo que me hacía ya coger confianza, tocarle…etc. Y me dice;

– Tomamos la última en mi casa?

Y yo que ya me conozco esto, le dije prefiero que sea en la mía. De camino a casa, nos besamos y bueno, parecía que mi candidato iba a tener su cabeza entre mis piernas.

Llegamos a casa nos pusimos unas copas, me puse cómoda y me quité los zapatos, antes ya me había hecho mención a que con esas piernas me debían quedar muy bien los tacones, cuando vió mis uñas de los pies en rojo, no pudo resistirse y me dijo,

– Puedo lamerte los pies, soy fetichista…..

Ayyyy, ayyyyy, ayyyy qué suerte, y si es sumiso también, tengo buen ojo para estas cosas, parece, y cuando estamos a tope, me dice:

– Tía es que me va y me viene el deseo, aún me acuerdo de mi pareja.

PGFFFYDgEWIUGYHAIDJBHAUEIHGKRHU9IKBJIO, otra vez no!!! Como dice “ese”, entre los 30 y los 40 la mayoría están heridos de bala. jajajajaja. Paramos, evidentemente, y empieza con su retaila de mutilado emocional, es que no quiero nada serio, es que no quiero que te enamores, es que yo tengo idas y venidas, es que quiero que seamos amigos especiales, es que… es que… es que… COMEME EL COÑO!

Le metí un repaso considerable, pq estoy harta que pq soy cariñosa penséis que me quiero casar con vosotros! pesados de los cojones!. Es tan difícil entender que una tía también quiera tener amigos con los que follar y que a parte te trate normal, no como un gilipollas, que es normalmente como os comportáis vosotros, no me mandes wapp, no me escribas, no te contesto, no te enamores de mi, pero qué cojones! Yo haré lo que me salga de coño y si te gusta bien y si no a mamarla a Parla.

El amigo se fue a su casa, y siguió toda la noche dándome la matraca. Hasta que debió dormir y a la mañana siguiente, osea ayer, me escribe un wapp diciéndome que está fatal y que prefiere que seamos colegas, perrrrrrdona! acaso has pensado en algún momento que yo quisiera algo más?

Fue muy bonita la forma en que nos conocimos, pero el final ha sido nefasto. Aunque le doy 2 días para que respire, ya os contaré! 🙂

DcwE1zMVMAAhccV

El rockero y sus perretes

Hoy he tenido que hacerme cargo de un menor, reconozco que mola eso de ir al parque con un peque y sacar conversación con algunos padres. Hoy ha sido un poco diferente, cuando hemos llegado el parque estaba lleno de mujeres con sus niños y todos los bancos estaban ocupados, asi que nos pusimos a merendar en el cesped. De repente una perrita, bueno perraza, se nos tumba encima y se pone a jugar con nosotras, en ese momento reparo en que el dueño es un rockerito con patillitas muy ponedor.

Nosotras seguimos merendando a nuestros rollo y la perrita no para de jugar con nosotras, la peque decide irse a los columpios y me deja a mi lidiando con la perra, despues de un buen rato jugando con ella, el rockerito no para de mirarme y sonreirme al verme jugar con su perra. Se acerca un poco y me dice

.-Tienes perro, no?

mmm jajajaja, ya os imaginais lo que se me vino a la cabeza, verdad.

– No, no tengo perro.

-jo pues tu forma de tratarla no es la de una persona que no tiene perro, parece que te gustan.

-Bueno en casa de mis padres hemos tenido perretes toda la vida. Y ahora estoy pensando en tener uno y bla blabla

La verdad es que nos pusimos a tener una conversación, me preguntó si la peque era mía y demás preguntas. En una de esas, me dice, vamos a casa un momento ahora nos vemos. La verdad es que me quedé algo sorprendida que me diera tantas eplicaciones, pero bueno nosotras seguimos en el parque y al ratito vuelve a aparecer con los perros, y la perrita vuelve a lanzarse a mi. Yo sigo a mi rollo con mi libro y noto como me mira constantemente. De repente me dice, a ti te gustaria tener un (ponga aquí el nombre de un perrete), me encantó la forma en que quiso sacar conversación.

Pasamos de hablar de perros a hablar de nuestras vidas, de música y de que ambos vivimos solos. La verdad es que el tipo tiene muchas papeletas para estar entre mis piernas, pero no sabía ni como entrarle (pedirle el tlf para seguir en contacto) y además ya sabéis la vergüenza que me da todo esto.

De repente, maldición, mi peque se me caga, si literalmente.

-Tía vamonos que me hago caca.

– Se sonrie al escuchar a la peque y le digo, bueno nos tenemos que marchar, ya nos veremos otro día, supongo.

-Si claro, seguro que por aquí nos vemos.

No me digáis por qué pero  me he acercado y le he dicho bueno dame dos besos.

Según iba alejandome se me acerca y me dice, toma mi tlf y asi nos vemos otro día, le has gustado mucho a Lia.

Así que ahí estaba yo, besando a un desconocido y con el tlf de un tipo que no sé ni como se llama. Qué hago? Le llamo, le mando un msj, voy mañana otra vez al parque así como el que no quiere la cosa…

Qué cosas me pasan! Por qué a mi, con lo mal que se me da ligar…

Confesiones de un Enfermero

Mi enfermero favorito siempre está ahí, dandome apoyo moral y yo a cambio no le doy nada, bueno él dice que le doy mucho.
Es maravilloso pasar el tiempo con un tipo que sólo te regala palabras bellas. El otro día mientras masajeaba mis pies en el sofá me decía.
– Jo, I eres tan maravillosa, jamás imaginé conocer a una mujer como tú.
– Anda no digas bobadas.
– La gente no te conoce, pero estoy seguro que si lo hicieran se enamorarian de ti.
– pffff, no me quiere naideee.
– Ya estamos! I tú no te dejas querer, deberías empezar por ahí. Además la gente te adora, solo hace falta ver a tus amigas/os hablar de ti.
– Claro, no te van a decir a ti que soy gilipollas.
– I eso se nota, y la gente te admira, te quiere. Claro que eso es normal porque tú no eres de este mundo, eres algo excepcional.
A todo esto ahí seguía mi enfermero favorito acariciando mis pies, lamiendo mis dedos, acariciando mis muslos.
– Qué piel tan suave tienes, es una delicia acariciarte.
He de decir que mi enfermero favorito cada día se esmera por hacer las cosas mejor.
– Te apetece que te dé un masaje relajante, estás muy estresada y tensa, necesitas que te mime.
A lo que accedí gustosamente. No sé si lo he contado ya, pero aquí, mi amigo, es fisioterapeuta también, y da unos masajes para correrse, síiii, como lo oís, me pone muy borricota jijijiji.
Mientras masajeaba mi espalda, empieza a hablarme del BDSM y del FemDom.
– Sabes I, me estoy empapando de todo esto que te gusta, de cómo se tiene que comportar un sumiso…sabes? no sé si seré sumiso, pero todo eso que hacen los sumisos yo lo quiero para ti. Quiero cuidarte, quererte, mimarte.
Reconozco que cuando empieza así me tensa, me tensa mucho, me encanta, pero ahora mismo no es un buen momento en mi vida.

Así que ahí seguia relatandome todo lo que iba aprendiendo. Me recordaba mis comienzos, cuando descubrí que un “facesitting” era eso que tanto me gustaba.
De repente me suelta, -.sabes que hay dos amas que tienen un blog donde hablan de sus peripecias.
Glupssssssssssssssssss, por un momento me acojoné pensando que podría haberme encontrado, pero no,  son viejas amigas que a veces pululan por aquí (Ama Blanca y Ama S), lo que puede pasar es que si sigue buceando por la red se dé de morros con mis mundos.

Siguió hablandome de todo lo que iba aprendiendo y de repente me dice, .-Sabes lo que más me gusta de ti? Que no seas monógama. Cuando me contaste que habías estado con otro tío y despues conmigo, eso me puso malisimo. Además con la frescura con la que me lo dijiste, como esto es así, te guste o no. Y yo me fui malisimo solo de pensar que yo estoy de guardia y tú andas por ahí follisqueando.

Desayuno con P, merienda con N.

P (sí, lo pongo en mayuscula pq para mi eres un tío en mayúsculas) es ese perrete maravilloso que toda ama querria tener, pero tiene una tara.

LLevabamos tiempo sin vernos, desde un día que estuvimos comiendo en un restaurante molón cerca de mi trabajo. (ayyyy madre como me puse de zampar!), quedamos para desyunar. Imaginad lo que he de querer yo a este hombre, que me acerqué hasta donde vive para desayunar juntos. Charlamos de varias cosas y de mi retirada del mundo FemDom. Oye pues basta que escupas para arriba, para que te caiga en toda la jeta.

Por la tarde, me puse en contacto con N, del quien ya os he hablado alguna vez, necesitaba ayuda técnica para un tema que me traigo entre manos. El tema es que el día anterior le había puesto un mensaje pidiendole ayuda, a lo que dijo que me llamaría al día siguiente.

– Oye N, me vas a ayudar?

– Joder Si
Perdona
Te llamo en un rato
Me pongo a tus pies pidiendo perdón, mi señora.

N es un salao de la vida y a veces me suelta perlitas así y a mi me hace volverme loca de la risa. Mi contestación no pasó de un tímido “mmmmm” y “jajajaja

-Calla anda
Q me pongo malo
– jajjajaj
anda rollero, cuentame del tema que tenemos a medias.
– Solo si me follas la boca.

-jajjajjaaj
deberias comerme el culo y hacer tus deberes en vez de pedir
– Estás libre?
Jajaja
–  jjajajaajjajaaj
– Me río pero iría
– tienes que trabajar
– Y?
– vente a tomar café si quieres
Entre medias me envia un montón de información técnica, con precios y tal para que sepa de lo que estamos hablando.
-Ahora solo falta q me comas el coñito
-Jajajajajaj
Q haces hoy?
-Tengo que salir
– a q hora?
-A las 6
-ya me tienes con un nudo en el estomago….
me pones mailisimo hija de tu madre
jajajaja
– Qué rollo tienes
– te mandaria una foto de la erección que tengo ahora mismo pero estoy en la oficina y además no creo q me la quieras ver
jajajaja
-Qué guarro eres
– sé q mi rol es comerte el coño y hacerte gozar
Aunque te aseguro q me vuelve loco comerte el coño
y el culo y lo que sea
jajajaja
me has hecho resistir mi corrida
cosa q me vuelve loquisimo
-Ahhh q tb quieres correrte?
-y una vez me diste permiso para correrme
-pero bueno….ya vale…. q me aprietan los pantalones como una morcilla de burgos
– Mmmmm
Jajjakaka
– Nooooooooooo q te tienes que ir …. y entre q charlamos y tomamos un café, a lo de no correrme no da tiempo y a comerte el coño …. q es lo principal…tampoco
tendrías q recibirme desnuda en la cama y yo ir ya de rodillas a comerte enterita
jajajajajaja
– Pues vente no hables, abro la puerta, me comes el coño y te vas
-IIIIIIIIIIIIIIIIIII
– Ni café ni hostias

Así SÍ!

,,,

Cuatro etapas para el cornudo

Agradecemos a g.- la rápida traducción del texto, a este paso se va a convertir en el perrete traductor oficial de Los mundos de I.

Bien, me parece que, cuando las circunstancias lo permiten, vale la pena ampliar la experiencia del cornudo para que el sumiso aproveche al máximo los subyugadores efectos de cada etapa.
(Restricciones en la vida del sumiso. En cada una de las cuatro etapas se aplicaran las siguientes restricciones. El sumiso nace de nuevo a la virginidad, se mantiene en castidad, no habrá tenido un orgasmo durante un buen tiempo y no tendrá otro durante otro buen tiempo).

Etapa 1: una ubicación diferente. Lo dejarás solo en casa, posiblemente con una lista de quehaceres, mientras te vas a tener sexo con otro. Él sabrá exactamente lo que sucederá. Tú se lo habrás dicho. Cuando vuelvas a casa, se lo puedes contar todo con todo lujo de detalles. Quizás harás que te lama mientras se lo cuentas; y él se dará cuenta con todos sus sentidos de que hace poco que has tenido mucho sexo. Sexo mutuo, gratificante, recíproco e íntimo que él nunca disfrutará y nunca tendrá.

Etapa 2: una habitación diferente. Tal vez la etapa 1 solo haya sucedido una vez, tal
vez varias veces, pero luego viene la etapa 2. Tu amante vendrá a casa. Tu sumiso debe arrodillarse ante la puerta de la habitación y escuchar, o bien estar atado en otra habitación y escuchar TODO lo que suceda a través de un monitor para bebés. Antes de que tu amante se vaya, deberá darle las gracias por haberle proporcionado a su esposa un placer sexual íntimo totalmente satisfactorio que él nunca podrá darle.

Etapa 3: Amordazado y atado en la misma habitación. Con las muñecas atadas detrás, e, idealmente, atado por los huevos a la barandilla de los pies de la cama y con la polla preparada para recibir fuertes golpes y / o aplicaciones de Deep Heat* o similar.
Cuando esté llorando, la excitación de los amantes aumentará y él verá como se satisfacen completamente el uno al otro, se acurrucan juntos para descansar, y tal vez repiten la tortura de su polla y vuelven a hacer el amor más dulcemente.

Etapa 4: Ayuda. Con su dispositivo de castidad puesto, vestido de niña estilo sissy, inquieto, y en pie al lado de la cama exhibiendo plenamente su castidad. Cuando se leindique, dará o retirará a los amantes lo que le pidan: vibradores, masajeadores,
consoladores, arneses, lubricantes y todo lo que necesiten para su placer. Deberá lavar cualquier objeto que haya sido insertado y terminar su limpieza con una toallita higienizadora. Será ignorado en todo lo que no sea esa recogida y entrega de materiales.
Cuando finalmente termine el sexo, los amantes se acurrucarán y se dormirán para descansar mientras el marido se quedará quieto, esperando su despertar. Soñando con la intimidad, el sexo y la cercanía de su esposa. Él la verá disfrutando pero nunca se permitirá hacerlo con él.

NOTAS: Dos usos para el marido cornudo que no he mencionado
El consolador humano. En caso de que uno de los amantes disfrutara con la penetración, podría ser atado en la cama boca arriba a un lado de la gran cama. Con un collar se le mantiene la cabeza muy quieta. Se le pone un consolador mordaza en la boca, de manera que lo mantenga hacia arriba. Uno de los amantes se sienta sobre su cara para empalarse en el consolador. Él no tendrá los ojos vendados. Le pellizcará los pezones hasta que gima y quizás sus lágrimas fluyan. El otro amante se sentará sobre su pecho y ambos amantes se besarán y se acariciarán apasionadamente. Se moverán arriba y abajo y ella presionará su clítoris con masajeadores. Tras disfrutar de enormes orgasmos, los amantes caerán suavemente en medio de la cama, dejando a un lado a su dildo humano e ignorándolo mientras continúan el acto sexual. El collar solo le permite ver el techo, mientras escucha con tristeza, frustración y asombro. Oye la respiración pacífica del sueño mientras los amantes descansan durmiendo. No tiene ni idea de lo que sucederá cuando se despierten.

La jabonera humana. El macho cornudo estará de rodillas, con las muñecas aseguradas a la espalda y su dispositivo de castidad, que habrá estado funcionando durante muchos, muchos días, puesto. Se arrodillará junto la parte central de una larga bañera sosteniendo con la boca una gran pastilla de jabón. Su esposa y su amante se sentarán en cada extremo de la bañera, llena de agua caliente y de suaves burbujas.
Beberán champaña mientras le ignoran por completo. Después de unos veinte minutos, su esposa se arrodillará en el baño y su amante cogerá el jabón de la jabonera humana, y la lavará y acariciará con sus manos suaves y resbaladizas por el jabón, deteniéndose aquí y allá. Al terminar volverá a ponerle en la boca la pastilla de jabón húmeda.
Entonces el amante se arrodillará y su esposa se pondrá de pie. El marido, desnudo y
sexualmente negado, verá como las manos del amante exploran el cuerpo resbaladizo y jabonoso de su esposa, disfrutando de lo que nunca se le permite y nunca se le permitirá hacer. Ocasionalmente, la barra de jabón húmedo puede ser presionada en su boca.
Terminado el baño, los amantes se levantarán y se secarán con suaves y calientes toallas. Secos y contentos, arrojarán las toallas sobre la cabeza del cornudo y saldrán, apagando la luz. Él se quedará solo con las toallas mojadas sobre su cabeza y la barra de jabón en la boca. No tiene ni idea de por cuanto tiempo.

https://msscarletuk.wordpress.com/2018/02/10/four-stages-of-cuckolding/

Hasta Pronto!

Hace 4 años abrí este blog para intentar contar e informarme de esa pasión que tanto tiempo tuve oculta. 4 años despues he aclarado bastante mi cabeza, pero no he llegado a encontrar lo que busco.

Hace tiempo que vengo pensando en dejar el blog pq ya no aporta demasiada info. Y el resto ya tampoco participáis.

Escribo esto con lagrimas en los ojos, ha sido muy bonito lo que me habéis dado,  ha sido como teneros cerca en muchos momentos.

No es un adiós, es un HASTA PRONTO!

Muchos, muchos Besos

I

collar-femdom-fetish-heels-sahibe-shoes-favim-com-109225_large.jpg

Pd.: Me voy con la foto que abrió este blog y que tanto tiempo ocupó su portada.

Un bebe en mi cama, again!

20170731_194506.jpgEl verano me pone contenta y con muchas ganas de divertirme. Así que eso es lo que hago. El mundo enfermería está de vacaciones, así que mientras me entretengo.

Sigo pensando qué hago con mi enfermero favorito, es tan lindo pero le falta algo que, por ejemplo, le sobra al enfermero vainilla. Al que por cierto, con motivo de un encuentro no muy agradable para mí, abracé. Estaba todo sudado. Notar ese sudor en mis manos, su pecho sudado contra el mío, su olor…ayyy, aun estando en una situación algo complicada, me puso burrísima, creo que es su olor.

Días antes de que el enfermero favorito se fuera de vacaciones pasamos una velada bonita y  le comenté lo de aquella noche.

– Oye J, recuerdas aquella noche que no había dormido? Bueno, pues que quería comentarte que estuve con otro enfermero.
– Ya y? Ya me imaginé que hasta las 11 de la mañana no habías estado mirando las estrellas.
– Y cómo lo sabes?
– Hombre una persona que te habla de que no le gusta la monogamia, será que no la práctica, no?
–  Ah, pensaba que no te gustaba.
–  Bueno gustar no me gusta, pero te gusta a ti, hay opción? Atiendo a todo lo que me dices más de lo que tú te crees.
Total, que omití el resto de cosas que pasaron aquel día y continuamos.

Bueno que me disperso, tenía 23 años las primeras veces que nos vimos. Ahora está en sus 25, llevaba varios días dándome la chapa.

–          I úsame, quiero servirte.

Tiene la ternura y la inocencia de alguien joven pero también el arranque, no tiene aún ninguna mochila a cuestas que le haga frenarse y eso me gusta. Aunque a veces peca de soberbio.

Me hizo una oferta a la cual no pude resistirme.

– I, voy te como tantas veces como quieras hasta que te quedes satisfecha y me marcho sin hablar.
Qué queréis que os diga ¡? Quién puede resistirse a algo así?¡ Te dan placer y ni siquiera te molestan. Así que le dije que sí, que el domingo cuando viniera del campo le avisaba. Llego el día y estaba algo cansada y le dije que lo dejábamos para otro día. Noté como se enfadaba, supongo que algo propio en la juventud cuando te desilusionan.

Al día siguiente le dije que viniera a casa. Estaba ansioso y no podía ni esperar.

–          I puedo ir antes.
Le abrí la puerta con tacones y era algo más alta que él, la verdad es que eso ya de entrada me dió una sensación de superioridad. Me miró y me dijo,

–          Estás preciosa I, qué guapa!
Comenzamos a charlar de nuestras vidas y evitaba mi mirada, me encanta mirarle y que me evite. Me dijo que me daba un masaje, y empezó a acariciar mi espalda, mis piernas, mis pies a la par iba lamiendo.

Habíamos quedado en que si lo hacía muy bien me lo follaba, si lo hacía regular le daba otra oportunidad de mejorarlo y si lo hacía mal no volvería a verme. Bueno pues la segunda vez que este mozo me comía el coño y lo hacía divinamente, me sacó 7 orgasmos.

Lo que vino después, no tiene importancia…